Miércoles 13/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Las auditoras no se fían de las cuentas del fútbol. KPMG, PwC, Deloitte... no quieren supervisar a los clubs: comisiones sospechosas, sueldos sin justificar, balances trucados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las grandes auditoras del país (Deloitte, KPMG, PwC...) no quieren oír hablar de certificar las cuentas de los clubs de fútbol españoles. Renuncian a revisar sus números. Temen encontrarse con comisiones sospechosas, sueldos difíciles de justificar y balances trucados y que todo eso les pueda envolver en polémicas.

El Confidencial Digital ha confirmado con auditores privados, que tienen relación laboral con estas importantes firmas internacionales, las fuertes reservas que existen en el sector respecto a las cuentas de los clubs de fútbol españoles.

La falta de rigor de estas entidades en el aspecto financiero provoca un grave recelo entre las grandes firmas, que no se fían de las contabilidades existentes.

Las cuentas de los clubs son sospechosas

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD explican que “la gestión del fútbol español ha sido desastrosa. El dinero se ha difuminado en fichajes desorbitados y con frecuencia innecesarios, y pueden encontrarse comisiones más que sospechosas

También destacan que Hacienda y las administraciones autonómicas y locales han mostrado durante años una sorprendente manga ancha a la hora de renegociar las deudas de los clubs: no ejecutando cuando no pagan y aplazándoles los pagos indefinidamente.

Las auditoras –añaden- procuran evitar las revisiones que les puedan envolver en la polémica, por temor a que afecte a su credibilidad. Y esa es una de las razones principales por las que prefieren mantenerse lejos de las cuentas del fútbol y rechazan auditar a los clubs.

Desde 2004, cuando entró en vigor la ley concursal, 19 de los 42 clubes que militan en Primera y Segunda División han pasado por concurso de acreedores. La lista sería más amplia si se sumaran los que ya han descendido a Segunda B.

No quieren problemas judiciales

Otro argumento que maneja el sector, para renunciar a certificar las cuentas de los clubs de fútbol, es la posibilidad de tener que responder ante la Justicia si firman un documento avalando una auditoría interna, cuando, además, hay procedimientos judiciales abiertos.

Un ejemplo que citan de este caso es el de Deloitte en Bankia: la auditora tendrá que responder ante la Audiencia Nacional de las cuentas de la entidad tras su nacionalización el año pasado.

En este sentido, las cuatro firmas recuerdan también un precedente, el de la auditora norteamericana Arthur Andersen: “En 2002 se vio obligada a cerrar, por haber avalado las cuentas de la empresa eléctrica Enron, una de las más prestigiosas de Estados Unidos, que quebró”.

La auditora “recibió presiones gubernamentales para que hiciera un informe positivo, y, cuando se descubrió un fraude en la compañía eléctrica, los autores de esa auditoría fueron los primeros citados por el juez”.

Se negaron a auditar las cuentas del PP

Las cuatro grandes auditoras se negaron también a realizar la revisión de cuentas externa que pretendía llevar a cabo el PP en febrero, tras el estallido del ‘caso Bárcenas’ y los supuestos pagos en dinero negro a dirigentes del partido.

Deloitte, KPMG, PricewaterhouseCoopers y Ernst & Young ni siquiera presentaron ofertas al Partido Popular para hacer la revisión de cuentas, porque no aceptaban los límites que pretendía impones Génova a las inspecciones.

Tal y cómo se contó en ECD, las auditoras plantearon al PP que la única forma de garantizar un verdadero control de las cuentas exigiría una auditoría forense (revisar los ingresos y pagos originales, y no sólo los registrados en libros, para detectar y prevenir fraudes) frente a la revisión de cuentas ordinaria que buscaba Génova y que se limitaba a validar formalmente los balances ya presentados

Examinan las principales cuentas del país

Las cuatro grandes (Deloitte, KPMG, PricewaterhouseCoopers y Ernst & Young) son las firmas que auditan las principales cuentas del país. Sólo el año pasado, facturaron 682,8 millones de euros de manera conjunta por sus servicios de auditoría.

En el ranking de facturación, por detrás de las cuatro grandes, quedarían BDO, Mazars, Grant Thomson y Auren. Juntas, el año pasado apenas 104,5 millones.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··