Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Marenostrum, el banco creado por Caja Murcia, Caja Granada, Penedés y Sa Nostra, tiene segura su recapitalización, pero saldrá a bolsa sin prisa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El banco Marenostrum, que capitanea Caja Murcia con el 41% de capital, junto con Caja Granada, Penedés y Sa Nostra, tiene el 60% del trabajo de reforma hecho, y antes de fin de año estará completado. Pero la salida a bolsa se hará sin prisas.

La reciente petición del presidente del banco, Carlos Egea, de más plazo para salir a bolsa como otros cajeros, tiene que ver con el clima de los mercados financieros, “no con que no estemos cumpliendo la hoja de ruta, vamos en tiempo y forma”, dicen medios del banco, consultados por El Confidencial Digital.

La asignatura de la capitalización la tiene resuelta, no así el precio (penalizado a la baja, como para todas las cajas). Está garantizada su solvencia, tanto si opta por acudir a inversores privados como si sale a Bolsa, en una horquilla de 300 a 600 millones, según la opción tomada.

Aunque no da nombres, cuenta con los inversores necesarios ya, y  no tiene prisa en salir a Bolsa, dado el momento complejo de los mercados. No compite con Bankia y Banca Cívica por ser los primeros. “Nada nos obliga a ir a la carrera a Bolsa, nuestra prisa es cero”.

Marenostrum no quiere parecer el “alumno aventajado”, aunque va más de prisa que muchas cajas, y opta por perfil bajo. Está resuelto el tema de dirección: manda Carlos Egea, presidente de Caja Murcia, desde el minuto uno, y ha reducido el consejo de administración y altos cargos. Está montando sus servicios centrales en Madrid, en el Paseo de Recoletos, y lo hará en tiempo record, según sus previsiones.

La hoja de ajuste de personal está cerrada: sólo saldrán 1.000 empleados, de 8.000, sin ningún conflicto, mayoría jubilados y prejubilados aunque hay algunas peticiones voluntarias de bajas incentivadas.

La ventaja es que las cuatro cajas fusionadas tenían un mínimo solapamiento geográfico de sucursales, lo que facilita muchísimo el ajuste de oficinas, al revés que otras fusiones muy grandes, que están pagando muy caro el solapamiento de sucursales.

Marenostrum ha convertido cada caja en una dirección regional, lo que ha simplificado al máximo el reparto territorial. “Cada caja sigue donde y como estaba, con retoques”  La entidad ha testado a su clientela y podría tener sus nuevos inversores en semanas, como hizo La Caixa, y cumplir los nuevos ratios de capital, del 8% o del 10%, según la opción que elija. La opción de  ir al FROB a pedir dinero público no se contempla.

La dirección del banco sostiene que “nuestro ritmo es el adecuado y vamos a cumplir todo a tiempo, algunos objetivos mucho antes de lo previsto”. Marenostrum es de la opinión de que “es hora de trabajar y hacer el mínimo ruido”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·