Martes 21/11/2017. Actualizado 13:57h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Lo que Mariano Rajoy ofrece a Artur Mas: una ‘Hacienda compartida’ para Cataluña, que la Generalitat gestione más impuestos y acceso a toda la información fiscal

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No habrá Pacto Fiscal, pero sí una "Hacienda compartida". Es la oferta que ha hecho Mariano Rajoy al presidente de la Generalitat, Artur Mas, con el que ayer habló por teléfono, por vez primera tras las elecciones catalanas. La contrapartida se resume en que aparque la consulta soberanista.

Fuentes del Gobierno a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital confirman que el Ejecutivo está dispuesto al diálogo con Cataluña, con el fin de que la situación no se convierta en incontrolable y evitar actuaciones irreparables. Y que Mariano Rajoy en persona quiere liderar ese proceso, como se puso de relieve con la conversación de ayer.

En síntesis, el presidente ofrece a Artur Mas una sustancial mejora en el sistema de financiación de la comunidad, incluida una especie de ‘Hacienda compartida’ con el Estado. Pero eso tiene una contrapartida clara: CiU debe aparcar su referéndum independentista.

‘Hacienda compartida’ con el Estado

Mariano Rajoy ha explicado, en sus ámbitos más próximos, que está dispuesto a renegociar el sistema de financiación de Cataluña. Y a hacerlo cuanto antes. Entre otras cosas, porque ‘entiende’ las quejas de la Generalitat y de buena parte de los empresarios catalanes sobre la “injusticia” del actual modelo.

Pero esa oferta tiene una condición importante. Artur Mas ha de abandonar definitivamente la idea de convocar un referéndum sobre la independencia de Cataluña, como condición para negociar con él un nuevo modelo de financiación.

Según las fuentes consultadas por ECD, el Gobierno estaría dispuesto a plantear una ‘Hacienda compartida’ entre Cataluña y el Estado.

Esto se traduciría en una mayor capacidad de gestión e inspección de la Generalitat sobre todos los impuestos, también sobre los de competencia estatal, incluyendo pleno traspaso de datos de la administración central a la autonómica.

No obstante, Rajoy también quiere dejar claro a Mas que ahora, precisamente, no es el momento de reclamar una mejora sustancial y de calado del sistema de financiación, ya que “la caja está vacía y no hay mucho que repartir”, aseguran en el Gobierno.

Ceder más impuestos a la Generalitat

Otro de los puntos fuertes del plan que plantea el Gobierno es la cesión de más impuestos a la Generalitat.

Actualmente, existen una serie de impuestos estatales cuya gestión y recaudación ya está cedida por completo a las comunidades autónomas, como el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales, Sucesiones y Donaciones, Impuesto Especial sobre determinados medios de transporte, sobre las Ventas Minoristas de determinados hidrocarburos y sobre el Juego.

Después aparecen los tributos cuya gestión corresponde al Estado pero que cede un porcentaje determinado de la recaudación a las autonomías. Y ahí podría aplicarse una mayor cesión a Cataluña.

Entre esos impuestos se cita: la fracción autonómica del IRPF, una parte del IVA, de los Impuestos Especiales de Fabricación sobre la Cerveza, sobre el Vino y Bebidas Fermentadas, sobre el Tabaco, Hidrocarburos, y el rendimiento cedido del Impuesto sobre la Electricidad.

Todo esto, según el Ejecutivo, debería entenderse por parte de Artur Mas como un “claro gesto” hacia Cataluña, al transferirle la recaudación de más impuestos que otras comunidades no tendrán.

Podrá subir y bajar los impuestos

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD explican que Rajoy también ha trasladado a Artur Mas que está de acuerdo en dar plenos poderes a la Generalitat sobre los impuestos cedidos a Cataluña.

Esto quiere decir que el Ejecutivo catalán podrá subir y bajar esos tipos en la comunidad cuando él decida, sin requerir ninguna autorización por parte del Estado.

Otra de las concesiones se refiere al dinero que Cataluña entrega al Estado en concepto de solidaridad con el resto de comunidades autónomas. El Gobierno está de acuerdo en que no perjudique la capacidad de crecer de la economía catalana y de competir con el resto de las autonomías.

Rajoy dirá ‘no’ al pacto fiscal

Pero Rajoy no va a ceder, en absoluto, en conceder a Cataluña el modelo de concierto económico que pide. Así se lo hizo saber ya al propio Artur Mas en su encuentro en Moncloa el pasado 20 de septiembre, y la posición se mantiene igual de firme que entonces.

Por tanto, el pacto fiscal es innegociable. “Ahí las posturas no han cambiado, ni van a cambiar”, remarcan en su entorno.

En resumen, que el Gobierno no va a aceptar, bajo ningún concepto, que la Generalitat recaude todos los impuestos y luego realice las liquidaciones al Estado, que es lo que significaría el Pacto Fiscal.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·