Jueves 23/11/2017. Actualizado 10:59h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La jugada de Mariano Rajoy con el veto al candidato Yves Mersch al BCE: busca conseguir que Luxemburgo pase de enemigo a aliado en Bruselas cuando se voten las ayudas a España

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Detrás del veto de España al candidato luxemburgués Yves Mersch, como nuevo miembro del comité ejecutivo del BCE, se esconde un plan de choque diseñado por Moncloa. Rajoy dará la batalla en el próximo Consejo Europeo para recuperar el puesto que ha perdido España en el supervisor europeo, tras la salida de González Páramo.

A pesar de que el Gobierno dio por pérdida esta batalla hace varios meses después de verse sin los apoyos necesarios para que otro español sustituyera a José Manuel González-Páramo al final de su mandato, ahora las circunstancias han cambiado.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes del Gobierno, con su veto, Rajoy busca obligar a los socios europeos a volver a consensuar la designación del nombre para ese puesto en el Consejo Europeo de dentro de dos semanas.

Y su intención es tener una nueva oportunidad de exigir en Bruselas que España no puede quedarse fuera del supervisor europeo. Incluso, se está planteando volver a impulsar la candidatura de Antonio Sainz de Vicuña al comité ejecutivo del banco central.

Más margen para la negociación

Según las fuentes consultadas, Mariano Rajoy también ha perseguido con este veto conseguir una importante baza negociadora para arrancar acuerdos en otros ámbitos.

Uno de los objetivos claros que busca el Gobierno, en este momento, es una flexibilización de las condiciones de un eventual rescate a España, y ganarse así a uno de los países más críticos con el desembolso de ayudas a España, junto a Alemania y Holanda, como es Luxemburgo.

Busca el apoyo de Luxemburgo en Bruselas

Las fuentes del Gobierno a las que ha tenido acceso ECD explican que la estrategia que está diseñando Moncloa tiene como objetivo último ganarse el apoyo de Luxemburgo a la causa española.

El equipo económico de Rajoy no confía en que España pueda recuperar su puesto en el BCE, pero si continuar recabando apoyos a favor del país. Y uno de los que más le interesa ahora es el de Luxemburgo.

De esta manera, Moncloa ha planteado ya a este país apoyar a su candidato, Yves Mersch –el que ahora acaba de bloquear- en el próximo Consejo Europeo, a cambio de acuerdos puntuales en Bruselas, que beneficien lo máximo posible las ayudas a España.

España tiene que seguir en el BCE

El Gobierno confiere una “trascendencia vital” a la permanencia de España en la cúpula del Banco Central Europeo.

Sin duda, fuentes gubernamentales reconocen que ese interés se ha multiplicado en los últimos meses, desde que el BCE está destinado a desempeñar un papel crucial en la lucha contra la crisis, especialmente en la estabilización de los mercados financieros.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·