Miércoles 22/11/2017. Actualizado 11:23h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Médicos y detectives privados confirman que la crisis está reduciendo drásticamente el absentismo laboral y las ‘bajas fingidas’: hay pánico a quedarse sin empleo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La crisis empieza a tener consecuencias en las actitudes de los trabajadores. Médicos e investigadores privados señalan que en época de ‘vacas flacas’ se reduce drásticamente el número de bajas laborales por miedo a perder el trabajo.

“Están bajando hasta las bajas, no te digo más”. Así resumen varios detectives privados consultados por El Confidencial Digital cómo la crisis se está dejando notar entre los trabajadores españoles. Estos profesionales especializados en temas laborales y profesionales explican que la “crisis se está notando y considerablemente”.

En concreto, estos profesionales de la observación llaman la atención sobre un fenómeno muy concreto: la notable reducción en “apenas meses” del número de casos de absentismo laboral y ‘bajas fingidas’ o fraudulentas.

“La gente tiene miedo a perder su trabajo y eso se nota a la hora de cogerse la baja, sea justificada o no”, añaden. En este sentido, recuerdan que es precisamente en tiempos de bonanza económica cuando se multiplican estas situaciones.

Consultados sobre qué lleva a estos trabajadores a fingir estrés, dolores musculares u otro tipo de enfermedades comunes o crónicas para disfrutar de la baja laboral, desde esta agencia de detectives privados sintetizan esta casuística en dos grandes grupos:

-- Los que quieren un ‘tiempo extra’ “para gandulear”

-- Quienes aprovechan esos días, semanas, meses para realizar otra actividad laboral. En estos casos, lo más habitual es que quien solicita la baja se dedique a algún proyecto profesional puntual, a cubrir otra baja en una empresa diferente o, en la mayoría de ocasiones, hacerse cargo del negocio familiar.

Un ejemplo típicamente español de este tipo de prácticas fraudulentas se daba con frecuencia en provincias como Ciudad Real, Badajoz o La Rioja, donde vecinos con trabajo fijo se cogían unos días para participar en las campañas de vendimia y sacarse unos ingresos muy bien acogidos en la economía doméstica.

Las fuentes consultadas por ECD explican que “ahora con la crisis, la gente tiene miedo a perder su empleo y se agarran a lo poco seguro que tienen”.

Por su parte, el Dr. Amubite, especialista en medicina de empresa matiza esta reducción, indicando que se registra fundamentalmente entre trabajadores temporales o que disfrutan de jornadas parciales, quienes son más susceptibles de este “temor a que busquen a otro”.

No obstante, destaca que entre sus clientes, empresas de mediano – gran tamaño, se siguen dando muchos casos de absentismo, especialmente entre aquellos empleados con contrato fijo y varios años de permanencia en la empresa.

“Llevamos tres o cuatro meses de crisis, por lo que es lógico pensar que estos efectos empezarán a notarse ahora”, vaticina el responsable de Tamel, firma dedicada a acotar y reducir el llamado ‘absentismo médico’ en la empresa y que, según datos de estas fuentes, alcanza el 80% de los casos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·