Martes 12/12/2017. Actualizado 13:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

“Total, ya sabíamos lo que nos iba a decir...”

Microsoft, HP, Alstom... reventaron la reunión con Junqueras filtrando la cita a la prensa

El vicepresidente de la Generalitat puso como condición que no trascendiese y algunas multinacionales pactaron darla a conocer para evitar un “encuentro incómodo”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Oriol Junqueras suspendió el encuentro que había convocado el pasado viernes con directivos de multinacionales implantadas en Cataluña. El vicepresidente de la Generalitat pretendía que este encuentro fuese secreto. Sin periodistas ni fotógrafos que les esperasen a la salida. Pero existía un plan premeditado para reventarlo.

Oriol Junqueras en el Parlament. Oriol Junqueras en el Parlament.

Algunos de los citados han atribuido la suspensión de la cita a dos motivos: porque trascendió con antelación a los medios, de manera que dejó de ser secreta, y por las ausencias de algunas multinacionales. Junqueras había puesto como condición que no trascendiese.

Estaba previsto que asistieran una decena de representantes de compañías como Hewlett-Packard, el fabricante de trenes Alstom, el bufete de abogados Baker & McKenzie, Microsoft, HP, la consultora GTS o el gigante de la logística Segro.

Pero el encuentro se producía en un momento de “gran nerviosismo en el sector económico” por la deriva soberanista del Govern y en la víspera de que el Ejecutivo activara el artículo 155 de la Constitución.

El Confidencial Digital ha podido saber, por fuentes conocedoras del encuentro, el motivo real de la suspensión. Algunos de los convocados, confiesan ahora en privado, haber hablado previamente sobre la “inoportunidad” de esta reunión. En realidad, nadie quería acudir a la llamada en ese momento, pero nadie estaba dispuesto tampoco a quedar señalado por su ausencia.

En ese momento, pusieron en marcha un “plan B”: saltarse la condición de discreción que había impuesto Junqueras. El objetivo era que “el encuentro saltase por los aires y evitarse esa situación incómoda”. Y así fue. Además, en la mayoría de grandes compañías se coincidía también en que: “Total, ya sabíamos lo que nos iba a decir...”.

Daban por hecho que Junqueras había convocado esa reunión en un intento por aportar tranquilidad a las multinacionales implantadas en Cataluña ante la incertidumbre generada por el proceso independentista.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··