Jueves 14/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Hacienda no se fía de los nuevos ayuntamientos

Montoro vigilará que los alcaldes de Podemos y populistas no escondan facturas en los cajones

Ha convocado en julio la Comisión Nacional de Administración Local para transmitirles que les impondrá subidas de impuestos y recortes si incumplen el pago en 30 días a los proveedores

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hacienda no quiere otra vez facturas escondidas en los cajones de los ayuntamientos. Cristóbal Montoro se ha propuesto establecer unas líneas rojas presupuestarias a los nuevos “alcaldes populistas”. Serán advertidos durante una cumbre municipal extraordinaria que el Gobierno tiene previsto convocar para mediados de julio.

Cristóbal Montoro. Cristóbal Montoro.

Montoro ha anunciado ya que convocará un Consejo de Política Fiscal y Financiera, el órgano de interlocución entre el Gobierno y las comunidades para asuntos económicos, el próximo jueves, donde por vez primera tomará la temperatura a los nuevos Ejecutivos autonómicos.

Pero además, según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes conocedoras de los planes de Hacienda, el ministro citará también posteriormente a los ayuntamientos para que asistan a una reunión de la Comisión Nacional de Administración Local (CNAL).

El objetivo del Gobierno con ese encuentro será marcar a los nuevos alcaldes las líneas rojas presupuestarias. Quiere evitar que las promesas electorales de los nuevos partidos, como las anunciadas por las plataformas de Manuela Carmena y Ada Colau, agudicen la brecha presupuestaria.

Máxima vigilancia de Hacienda

Según ha confirmado ECD, Hacienda ha activado una vigilancia intensa de las cuentas municipales desde que tomaron posesión los nuevos alcaldes, del PSOE y de Podemos especialmente, considerados más proclives al gasto, para evitar que la deuda y el déficit se desboquen.

Existe “máxima preocupación” en el equipo de Cristóbal Montoro porque los nuevos Ejecutivos deshagan el camino recorrido hasta aquí en la senda de la consolidación fiscal.

Pendientes de cuándo liquidan a los proveedores

Las fuentes consultadas explican que los ‘hombres de negro’ de Montoro están especialmente atentos a ver cuándo se paga a los proveedores. Los datos que maneja el ministro de Hacienda revelan que solo un tercio de los ayuntamientos están ahora mismo cumpliendo los plazos fijados.

Está convencido de que las corporaciones ‘de siempre’ tienen la voluntad tanto de reducir su deuda como de abonar a tiempo a sus prestadores de servicios. Pero no tiene la misma certeza en el caso de los “nuevos alcaldes populistas”: sospecha que puedan guardar facturas sin pagar en los cajones, para destinar ese dinero a financiar sus promesas electorales, disparando así el gasto de manera descontrolada.

Ajustes si no pagan a los proveedores en 30 días

Según las fuentes consultadas, el ministro de Hacienda les comunicará, en esa reunión, que aplicará con firmeza la Ley de Estabilidad Presupuestaria, en la línea de imponer “medidas que permitan a los ayuntamientos generar la tesorería necesaria para la reducción del periodo medio de pago a proveedores”.

Esto significa que les exigirá, en caso de incumplimiento del periodo de pago de 30 días, una actualización de los planes de ajuste que implicarían para esos ayuntamientos nuevas subidas de impuestos o más recortes.

Instrucciones a los interventores municipales

Tal y cómo se contó en ECD hace unas semanas, los interventores municipales han recibido también instrucciones de Hacienda para no aceptar coacciones y presiones políticas que puedan provocar un desequilibrio presupuestario en los ayuntamientos, especialmente en los gobernados por plataformas ligadas a Podemos.

La Intervención General del Estado delega en los interventores municipales o, en su defecto, en los secretarios la función de control de las cuentas locales. La legislación recoge que el interventor tendrá que comprobar si se cumple o no la regla de gasto, y activar el proceso de intervención en el supuesto de que se produzca una desviación importante.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··