Lunes 22/01/2018. Actualizado 14:27h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Había prometido tenerlas listas en diciembre

Montoro publicará en febrero unas balanzas fiscales que desmontan el “España nos roba” que proclama Artur Mas

Monago se opone a que se difundan porque reflejarán que, aparte de Cataluña, Extremadura es una de las regiones más beneficiadas. Se teme una batalla en el PP más dura que con el aborto

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cristóbal Montoro cumplirá su promesa de hacer públicas las balanzas fiscales de las comunidades autónomas, aunque con varios meses de retraso. Las dará a conocer en el mes de febrero y sus números pretenden servir como 'contraataque' al desafío independentista de Artur Mas en Cataluña. Aunque dentro del PP existe una fuerte resistencia oculta a su difusión, liderada por el extremeño Monago.

El ministro Montoro y el presidente extremeño, José Antonio Monago. El ministro Montoro y el presidente extremeño, José Antonio Monago.

Según han confirmado El Confidencial Digital fuentes próximas al ministro de Hacienda, Montoro tiene “prácticamente finalizadas” las balanzas fiscales, y su intención es hacerlas públicas “no más tarde del mes de febrero”.

Su difusión ha sufrido ya un retraso de dos meses, porque el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se comprometió en octubre, ante la plana mayor del Partido Popular, a presentar esos cálculos antes de finalizar el pasado ejercicio, es decir en diciembre, con el fin de decidir después la reforma tributaria, una vez que el comité de expertos encargado de ello realice el correspondiente informe.

Las balanzas fiscales pretenden reflejar lo que se recauda por impuestos en cada comunidad y lo que, después, se les 'devuelve' en inversiones o fondos de solidaridad.

Desmontar el “España nos roba”

Fuentes próximas al proceso, a las que ha tenido acceso ECD, explican que los resultados que arrojen estas balanzas esconden una clara intención política: responder al eslogan "España nos roba" manejado por los catalanistas.

Dan por supuesto que se utilizarán como elemento central del contraataque, que Moncloa lleva preparando desde octubre, frente al desafío independentista de Artur Mas en Cataluña.

Se trata, explican, de desmontar la lista de agravios que el presidente de la Generalitat presentó hace cinco meses, en un documento de 50 páginas. Aquel informe sobre “deslealtades” del Estado cuantificaba el impacto negativo de los incumplimientos del Gobierno central hacia Cataluña en un total de 9.375,7 millones.

Más batalla que con el aborto

Fuentes cercanas a la dirección del PP reconocen a este confidencial que la próxima difusión de las balanzas fiscales está generando ya una fuerte división en el seno del partido. Incluso, advierten, puede que mayor que la brecha abierta por el anteproyecto de Ley del Aborto.

“Aquí de lo que se habla es de dinero. Y los dirigentes regionales están con la cabeza puesta ya en las elecciones autonómicas de 2015. Así que la batalla está asegurada. Por eso, Montoro ha preferido separar este nuevo lío que se le avecina de los debates por el aborto y la Ley de Seguridad Ciudadana ”, revela un alto cargo del Partido Popular.

Tres barones regionales en pie de guerra

En Génova ya tienen identificados a los dos bandos “que van a dar guerra” cuando se conozcan los números.

Adelantan que los datos de las balanzas fiscales van a resultar incómodos para algunas comunidades concretas porque muestran que reciben más de lo que aportan. Ahí se sitúan, por ejemplo, José Antonio Monago (Extremadura), Juan Vicente Herrera (Castilla y León) y Luisa Fernanda Rudi (Aragón). Los tres líderes, con el presidente extremeño a la cabeza, han presionado en los últimos meses para paralizar la publicación de los datos.

Sobre la resistencia de Monago en concreto, el ministro Montoro lo tiene claro. Sus ataques a la subida de impuestos, anunciando incluso la rebaja del IRPF y del IVA cultural en su comunidad, o su agresividad a la hora de rechazar el déficit asimétrico o el aborto, son interpretados por el titular de Hacienda como una “estrategia necesaria de Monago para contentar a su socio de Gobierno en Extremadura (IU). Así que en esta vía, el ministro está convencido de que tiene la situación controlada”, explican.

Cuatro presidentes presionan para que se publiquen

Según fuentes que conocen un adelanto de estos cálculos, las comunidades de Andalucía, Cataluña, Extremadura y Canarias son las grandes beneficiadas de las balanzas fiscales, y por tanto encabezarán la lista de comunidades receptoras.

Mientras, por otro lado, Baleares y Madrid aparecerán claramente como las más perjudicadas por el reparto autonómico.

Por ello, las fuentes del PP consultadas por ECD explican que en el bando crítico, el de los castigados, se alinean sitúan cuatro dirigentes autonómicos de peso: Ignacio González (Comunidad de Madrid), Alberto Fabra (Comunidad Valenciana), José Ramón Bauzá (Baleares) y Alicia Sánchez-Camacho (PP catalán).

Estos presidentes llevan presionando, desde hace al menos dos meses, al ministro de Hacienda para que haga públicas ya las balanzas fiscales.

Y, por cierto, le han lanzado una dura advertencia: no están dispuestos “a que el ministerio cocine los datos”. Temen que Montoro pueda dar a conocer los resultados usando unos criterios en el que parezca que todas las regiones queden equiparadas, de forma que no se hagan visibles las diferencias entre unas y otras.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··