Lunes 20/11/2017. Actualizado 08:58h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Lleva cuatro semanas en funcionamiento

La venta de cupones de la ONCE en Correos pone contra las cuerdas a los vendedores tradicionales

Las oficinas postales se acaban de sumar a gasolineras y a estancos como puntos de distribución y dificulta a los discapacitados cumplir los objetivos marcados por la organización

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) ha cerrado un programa piloto con Correos que permite vender los cupones extraordinarios en las oficinas postales. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia que dificulta a los vendedores tradicionales cumplir los objetivos de ventas marcados por la empresa.

Quiosco de la ONCE Quiosco de la ONCE.

Lleva cuatro semanas en funcionamiento y ya han comenzado las primeras quejas por parte de los trabajadores. El Confidencial Digital se ha puesto en contacto con Jerónimo Parejo, Delegado de CSIF en la ONCE. Explica que este acuerdo perjudica gravemente a las ventas de los empleados, al tener que repartir el mercado con otro competidor más.

No es la primera vez que la venta tradicional se ve afectada por la entrada de otro punto de distribución. Hace cuatro años, la ONCE decidió que quioscos, gasolineras y estancos pudiesen vender también productos de la Organización. En un primero momento, al igual que ahora, comenzó como un programa piloto en el que podían vender solo extraordinarios. Actualmente, tienen a la venta un gran abanico de productos.

En el caso de que un vendedor no cumpla sus objetivos, unos 1000 euros por semana, se le pueden aplicar sanciones, que van desde una reubicación de zona hasta la no renovación del contrato, en el caso de los trabajadores temporales.

La ONCE aseguró a los empleados que la venta de los productos por otros canales no afectaría a las ventas de los trabajadores. Afirmaron que estos puntos se colocarían en lugares alejados unos de otros para que no sufriesen ningún tipo de perjuicio.

Sin embargo, ECD ha tenido acceso al testimonio de tres trabajadores de la ONCE. Todos ellos corroboran que sus ventas se han visto afectadas por culpa de los canales físicos complementarios y afirman que ahora otro competidor, en referencia a Correos, reducirá aún más sus posibilidades de colocar los cupones.

Uno de ellos trabaja en un quiosco de la ONCE situado en la Avenida de la Albufera, en el barrio madrileño de Vallecas. A escasos veinte metros de su puesto de trabajo existe un estanco en el que venden productos de la organización. Otro de los casos es el de un trabajador con un quiosco en Cullera (Valencia). También se ve afectado después de que un estanco a menos de quince metroscomenzase a comercializar, por ejemplo, “El rasca”.

Fuentes oficiales de la ONCE han explicado a ECD que examinan en profundidad la localización de los estancos o gasolineras donde pueden venderse productos de la organización. Matiza que el acuerdo con Correos es una experiencia piloto en la que está por decidir si se continúa adelante o no con el proyecto de cara al futuro.

Etiquetas
, , , ,
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·