Martes 21/11/2017. Actualizado 13:57h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Los nueve millones de jubilados podrán trabajar y cobrar además un sueldo, compatible con la pensión. Objetivo del Gobierno: ganar cotizantes a la Seguridad Social

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gobierno va a abrir la puerta a que los casi nueve millones de jubilados españoles que lo deseen puedan seguir trabajando más allá de los 65 años. Les permitirá compatibilizar la pensión con el cobro de un salario. El ministerio de Empleo busca con este plan que el Estado reciba más ingresos por cotizaciones a la Seguridad Social.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes del Gobierno, el plan del ministerio de Empleo se traducirá en hacer plenamente compatible la posibilidad de trabajar, y cobrar por ello, al mismo tiempo que se percibe la pensión.

Los cálculos que ha hecho el Ejecutivo son claros. Argumenta que, si logra que un mayor porcentaje de trabajadores prolonguen su vida laboral, los ingresos generados por su cotización a la Seguridad Social pueden compensar el coste de permitirles compatibilizar su sueldo con el cobro de una pensión.

En la actualidad, ya se puede recibir la pensión y trabajar al mismo tiempo, pero no plenamente sino de forma proporcional. Es decir, si alguien opta por retirarse parcialmente y percibir la mitad de su pensión puede trabajar el 50% de la jornada y recibir la parte correspondiente del salario.

Los beneficiarios del plan

Según las fuentes consultadas por ECD, los beneficiarios no cobrarán el total de la pensión que les correspondería, sino un porcentaje compatible con la viabilidad del sistema de pensiones, es decir, se les garantizaría el cobro de una pensión inferior a la generada pero totalmente compatible con el sueldo que se percibiera, éste sin ningún tipo de límite.

Por otro lado, se eximirá al trabajador jubilado del pago total de la cotización correspondiente a su salario, pero sí se establecerá una aportación de solidaridad a la Seguridad Social de una cuantía simbólica.

Los objetivos de la reforma

Según las fuentes gubernamentales a las que ha tenido acceso ECD, el plan que está diseñando el ministerio de Empleo busca dos objetivos principales.

Por un lado, el jubilado que tenga cubierto el periodo de cotización necesario para percibir el 100% de la prestación podrá completar sus ingresos.

Y, por otro, el Estado también recibirá más ingresos por cotizaciones sociales.

El departamento que dirige Fátima Báñez también persigue con esta reforma rebajar la aportación del Estado a las pensiones de complementos a mínimos (aquellas que perciben quienes han cotizado por el tiempo necesario para acceder a una pensión contributiva, pero lo han hecho con una base de cotización tan baja que la paga final no llega al mínimo).

Además, tal y cómo se contó en estas páginas, el Gobierno ha descubierto que más de 60.000 españoles han estado cobrando este complemento a mínimo de una manera irregular.

La Seguridad Social acabará 2012 con déficit

El Gobierno comunicó hace unas semanas a la Comisión Europea que el déficit de la Seguridad Social podría cerrar este año en el 1,0% del PIB, lo que representa un sustancial paso atrás si se compara con el inicial objetivo de equilibrio.

En los presupuestos de 2012, que se presentaron en marzo, el Gobierno indicó que la Seguridad Social cerraría el ejercicio en equilibrio.

Sin embargo, a poco más de un mes para acabar el año, Hacienda reconoce, en una notificación remitida a Eurostat, que la Seguridad Social registrará un déficit de 10.500 millones.

Las cifras son contundentes: desde que comenzó la crisis, la Seguridad Social ha perdido casi tres millones de cotizantes. La solvencia de sus arcas depende del nivel de empleo y, con casi seis millones de parados, parece imposible no entrar en números rojos.

Contabilizar toda la vida laboral

Por ello, tal y cómo se contó en estas páginas, el Gobierno trabaja también ya en un proyecto para que las pensiones de los españoles se calculen teniendo en cuenta toda la vida laboral del trabajador, frente a los 25 años actuales.

El plan diseñado es ir incrementando progresivamente el tiempo de aportación a la Seguridad Social hasta completar la totalidad de los años trabajados

Fuentes del Gobierno consultadas por este diario reconocen que la situación de la Seguridad Social resulta “muy preocupante” y ha hecho que salten todas las alarmas, en la medida que la situación ese debe a que las cotizaciones de los empleados ya no son suficientes para cubrir el gasto en pensiones contributivas, aunque sea por el efecto cíclico.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·