Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Negociaciones para la investidura

El pacto PP-Ciudadanos acerca a De Guindos a la vicepresidencia económica

El ministro mantiene conversaciones casi a diario con Luis Garicano. No hay sintonía alguna entre el equipo de Albert Rivera y Cristóbal Montoro

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mariano Rajoy está preparando su nuevo Gobierno, que se ha propuesto que esté en pleno funcionamiento a mediados de septiembre. En ese Ejecutivo figura Soraya Sáenz de Santamaría, su principal consejera. Pero también aparece Luis de Guindos, que se perfila como el hombre fuerte de la Economía tras el acuerdo PP-Ciudadanos.


Luis de Guindos y Mariano Rajoy. Luis de Guindos y Mariano Rajoy.

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes del Gobierno, la sintonía entre De Guindos, ministro de Economía en funciones, y Luis Garicano, responsable económico de Ciudadanos, está facilitando un intercambio de datos económicos que está permitiendo a Rivera avanzar por separado en sus previsiones financieras.

El objetivo es cotejar sus propios números y tenerlos listos cuando Rajoy resulte finalmente investido presidente y arranque la legislatura.

De Guindos toma el mando de las conversaciones con C's...

En la dirección del PP también reconocen que Luis de Guindos “ha tomado totalmente las riendas de las conversaciones con la cúpula de Ciudadanos”.

Ese “talante negociador”, que se valora muy positivamente en el equipo de Albert Rivera, y su perfil técnico, le colocan de nuevo en la parrilla de salida en la carrera para dirigir la política económica del país en la próxima legislatura.

Hay que recordar, además, que el actual ministro de Economía ha sido la cara económica de la última campaña electoral del PP para el 26-J. Ha logrado evitar la multa de Bruselas por el déficit. Y ahora es el encargado, por orden directa del presidente, de intercambiar información prácticamente a diario con Garicano.

… frente a la “nula sintonía” que existe con Montoro

En contraposición, según las fuentes consultadas, esa afinidad no es extensible a Cristóbal Montoro. Ciudadanos le reprocha la amnistía fiscal, la rebaja fiscal previa a las elecciones y el diseño del impuesto de sociedades.

De hecho, el partido naranja se ha propuesto exigir al PP la reforma de este tributo en las negociaciones para la investidura.

En el equipo económico de la formación de Rivera hay críticas a la labor del ministro de Hacienda. Tampoco gusta, por ejemplo, su “incontinencia verbal y agresividad constante”.

La vicepresidencia económica ha estado en el aire

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD revelan que Rajoy ha mantenido en el aire, hasta hace unos días, la creación de esa vicepresidencia económica.

No pasa por alto que modificar la estructura funcional del equipo económico, con una categoría especial que implique subordinación entre De Guindos y Montoro, sería lo mismo que degradar a quien quede por debajo.

Pero el actual ministro de Economía ha trasladado al presidente que únicamente seguirá en el Gobierno si le coloca al frente de un superministerio, que agrupe Economía y Hacienda.

La continuidad de Cristóbal Montoro era, por tanto, el principal obstáculo para una fusión de carteras. La principal duda de Rajoy se centraba en qué hacer con Montoro, quien le ha manifestado recientemente que quiere seguir, después de haber anunciado su marcha hace unos meses. Tiene claro que no le ve a las órdenes de Luis de Guindos.

No olvida sin embargo que el protagonismo adquirido por De Guindos en los mercados internacionales, como hombre fuerte de la política económica, no habría servido de nada sin el trabajo, mucho menos reconocido y más desagradable, del ministro de Hacienda, que ha pilotado una consolidación fiscal sin precedentes en España.

Precisamente por esa labor de ajuste de las cuentas públicas, que le ha generado no pocos enemigos, Montoro cuenta también con el respaldo del presidente.

Álvaro Nadal, al ministerio de Industria

No obstante, Rajoy tiene en cuenta que necesita un Gobierno nuevo, que responda a un momento político muy diferente.

Admite en privado que su “autoproclamación” la pasada legislatura como presidente de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos, ante el momento crítico que atravesaba la economía española en 2012, no gustó a la cúpula empresarial. Reclamaban una voz única, y con mando, sin tener que depender de varios ministros a la vez, al estilo de lo que ocurría con Rodrigo Rato y Pedro Solbes.

En Moncloa anticipan que el jefe del Ejecutivo ultima “muy pocas novedades” en el equipo económico, salvo el obligado relevo en Industria por la salida de José Manuel Soria.

Una cartera para la que piensa en Álvaro Nadal. Pero se apunta que el actual director de la Oficina Económica del Presidente solo se quedará con ese puesto si De Guindos se convierte finalmente en vicepresidente económico. Todo apunta también a que Fátima Báñez continuará al frente del Ministerio de Empleo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·