Domingo 25/02/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Además de las críticas por desentenderse de la igualdad salarial

PSOE y Podemos descubren otra vía para acusar de “machismo” a Rajoy: las pensiones de Báñez

Margarita Robles e Irene Montero protagonizarán una ofensiva en el Congreso para reprochar al presidente que la propuesta de la ministra de Empleo castiga a las mujeres

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

PSOE y Podemos movilizarán a sus mujeres estrella contra el “machismo” de Mariano Rajoy... ahora con las pensiones. Persiguen aprovechar la ola de indignación que ha desatado su indiferencia ante la igualdad salarial, después de la entrevista en Onda Cero, para denunciar que el cálculo con los mejores años cotizados castiga a las mujeres.

Margarita Robles (PSOE) e Irene Montero (Podemos). Margarita Robles (PSOE) e Irene Montero (Podemos).

Mariano Rajoy considera que la brecha salarial entre hombres y mujeres no es competencia del Gobierno. “Los gobernantes debemos ser cautos a la hora de saber cuáles son nuestras competencias y cuáles no. Desde luego, no hay ninguna que sea igualar salarios”.

Pero Carlos Alsina, presentador del programa “Más de Uno” de Onda Cero, insistió en este asunto polémico en su entrevista al presidente, el pasado miércoles. Pero Rajoy zanjó el tema de inmediato: “No nos metamos en eso”.

El “desinterés” por la desigualdad salarial

La oposición no tardó en responder. “La igualdad entre hombres y mujeres es responsabilidad directa de cualquier presidente. Pero la derecha siempre decide no meterse”, remando en contra de los avances en igualdad. Señor Rajoy, empiece a gobernar. Legisle para acabar con la brecha salarial”, le increpó Pedro Sánchez.

También la diputada de En Marea, Yolanda Díaz, pidió a Rajoy una rectificación inmediata. “Rajoy con sus declaraciones nos demuestra desprecio a las mujeres. Esperamos una corrección urgente del PP”. Por su parte, Irene Montero, mano derecha de Pablo Iglesias, llegó a exigir la dimisión del presidente del Gobierno.

Ciudadanos ha ido más allá de las críticas y ha llevado al Congreso las palabras de Rajoy. Tres diputados de la formación -Patricia Reyes, Marta Martín y Miguel Garaulethan- han registrado una batería de preguntas en la Cámara Baja para que el Gobierno las responda por escrito.

Machismo”... ahora con las pensiones

Ahora, además, PSOE y Podemos han descubierto otra vía para acusar de “machismo” a Mariano Rajoy: el anuncio de Fátima Báñez para que el cálculo de las pensiones tenga en cuenta los mejores años de cotización, algo que consideran que conlleva contabilizar también un periodo más amplio de la vida laboral.

La ministra ha aclarado después que la medida sería voluntaria. Es decir, cada persona decidiría si su pensión se calcula con los últimos 21 años -un periodo que va a ir aumentando progresivamente hasta los 25 en 2023- o con toda su vida laboral.

El Gobierno ha destacado que la reforma beneficiaría a los trabajadores que sean despedidos en los últimos años de su vida laboral y por eso empeoren sus cotizaciones en vísperas de la jubilación.

En esos escenarios, aseguran, ir hacia atrás en los años cotizados mejoraría la pensión final porque incluiría en el cálculo años con mejores cotizaciones que las de los últimos años cotizados tras ser despedido.

Sin embargo, según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes de ambos partidos, PSOE y Podemos trabajan estos días para “sacar los colores al Gobierno” con uno de los aspectos que puede provocar, a su juicio, mayor respuesta social contra la propuesta del Gobierno para la reforma de las pensiones.

Ofensiva con las dos “mujeres estrella”

Han descubierto e insistirán en que, de aprobarse la medida sin más, la mayoría de las mujeres españolas saldrán claramente castigadas.

Con el objetivo de hacer calar este mensaje entre la población, la dirección del PSOE y la de Podemos van a movilizar y a dar mayor visibilidad a sus dos “mujeres estrella” en el Parlamento.

Margarita Robles, portavoz en el Congreso del PSOE de Pedro Sánchez, e Irene Montero, portavoz de Unidos Podemos, protagonizarán una ofensiva parlamentaria contra el “machismo” del Gobierno, con la reanudación del periodo de sesiones en el mes de febrero.

Tratan de aprovechar la actual sensibilidad social con la igualdad de género, unida a la grave situación financiera que sufre el sistema público de pensiones, que reclama una solución urgente por parte de la opinión pública.

Carreras laborales con más interrupciones

Robles y Montero alertarán de que, al computar toda la vida laboral, la pensión se calcularía tomando como referencia todas las interrupciones que se suceden también en una carrera profesional: periodos de paro, salarios bajos, trabajos a tiempo parcial, excedencias...

Las mujeres, con carreras laborales más irregulares en el tiempo debido por ejemplo a las excedencias por maternidad y a la precariedad más elevada, se verían más perjudicadas que los hombres.

Tienen en cuenta que, cuando se amplían los años para calcular la pensión, más probabilidades hay de que entren en el cómputo lagunas de cotización, debido a periodos de inactividad por cuidado de hijos o de personas mayores, o por falta de inserción en el mercado laboral.

Se trata de una circunstancia mucho más frecuente entre las trabajadoras, ya que, por ejemplo, el 90% de las personas que se encuentran fuera del mercado laboral para dedicarse al cuidado de los hijos o de personas mayores son mujeres.

Esto, a su vez, tiende a repercutir negativamente sobre las posibilidades de reinsertarse en buenas condiciones en el empleo. Aunque no todas las excedencias o reducciones repercuten de la misma manera en la cotización, en muchos casos si suponen una merma para la trabajadora que las solicita.

Mayor incidencia de reducciones de jornadas

Además, las reducciones de jornada o de los empleos a tiempo parcial también tienen mayor incidencia en las mujeres y, por tanto, tendrían más efecto en sus pensiones.

Aún en el caso, tal y cómo sugirió la ministra Báñez, de que se pudieran elegir los años que se tienen en cuenta para computar la pensión, las mujeres continuarían saliendo perjudicadas.

Recuerdan que cuentan con carreras de cotización más cortas, por lo que tendrían más difícil que en sus más de 20 años cotizados necesarios para el cálculo no entraran o bien lagunas o bien tiempo parcial, reducción de jornada o empleo precario.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·