Martes 12/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Busca recaudar 3.500 millones

El PSOE aprobará un impuesto a los ricos

Es la réplica a las propuestas sociales de Podemos. Zapatero y Rubalcaba lo tuvieron encima de la mesa y no se atrevieron a imponerlo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pedro Sánchez ya lo tiene decidido. Aprobará un impuesto a los ricos como una de las fórmulas para frenar el avance de Podemos entre el electorado más progresista. Se trata de una figura impositiva que Zapatero y Rubalcaba analizaron pero que nunca se atrevieron a aprobar. El nuevo secretario general del PSOE lo incluirá en el programa electoral para las generales de 2015.

Pedro Sánchez. Pedro Sánchez.

Sánchez propuso recientemente una reforma fiscal que “ensanche las bases imponibles, grave más la riqueza y persiga el fraude fiscal”.

Reveló que iban a ser los tres ejes claves de la agenda para el cambio, con la que el PSOE tratará de alcanzar el poder en las próximas elecciones generales.

Integrar en el IRPF el impuesto de patrimonio

Pues bien. Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes conocedoras del programa electoral que el PSOE está redactando, Pedro Sánchez ya tiene perfilado un “impuesto a los ricos”.

El borrador que se maneja en los despachos de Ferraz contempla unificar en un solo impuesto lo que ahora son dos: el de la renta (IRPF) y el de Patrimonio. Al tributo resultante se le aplicarán los mismos tipos impositivos que ahora tiene el IRPF. La propuesta persigue recaudar 3.500 millones adicionales al año para las arcas del Estado.

Así, lo que ahora se declara como renta se mantendrá igual. Pero lo que se declara como patrimonio, en cualquiera de sus formas (casas, fondos de inversión,...), se le estimará una rentabilidad media -el PSOE baraja una cifra del 3%- y lo que resulte tributará también en el IRPF.

Disputar el voto de izquierdas a Podemos

Detrás de este impuesto a los ricos hay también un estrategia del líder socialista. Quiere incluir esta propuesta como una de las más llamativas de su programa electoral, resumida así: “Que paguen más los que más tienen y los que ahora no pagan”.

Según admiten a ECD fuentes cercanas al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez se ha propuesto realizar un importante esfuerzo en los próximos meses para movilizar al electorado más progresista y arrebatar así votos a Podemos.

Una de las principales bazas será este impuesto, que además será uno de los pilares fundamentales en el que se cimentará su discurso en los mítines electorales del próximo año por toda España.

Zapatero y Rubalcaba no se atrevieron a aprobarlo

Las fuentes socialistas consultadas por este confidencial revelan también que los técnicos del Ministerio de Economía y Hacienda, en la etapa de Elena Salgado, estuvieron varios meses trabajando en un proyecto similar. Los estudios de impacto recaudatorio estaban incluso prácticamente finalizados.

Sin embargo, existían discrepancias en el seno del Gobierno de Zapatero sobre si gravar a los que tienen más de un millón de euros, o subir hasta los que superasen los 1,5 millones. El aumento de los ingresos, en función de los tipos que se aplicasen, podía oscilar entre 2.000 y 1.000 millones de euros. “Ni Zapatero ni Rubalcaba se atrevieron a dar este paso”, sostienen fuentes del PSOE.

Que las grandes fortunas no eludan impuestos

El plan de Sánchez persigue que cada ciudadano pague según su capacidad económica, independientemente de qué tipo de riqueza tenga y dónde la tenga invertida. El objetivo es que los grandes patrimonios paguen los impuestos que ahora eluden con trucos legales de ingeniería fiscal.

En el PSOE recuerdan que ahora existen diversas formas para eludir el impuesto de Patrimonio: crear sociedades patrimoniales, tener el dinero en fondos como las SICAV...

La forma más habitual es la constitución de sociedades donde se remansa el patrimonio, el conocido recurso a la creación de empresas familiares, que tienen una bonificación del 95%. Numerosas familias registran una sociedad inmobiliaria que se dedica al arrendamiento de pisos.

Otra manera utilizada por las grandes fortunas para pagar menos a Hacienda es jugar con el límite de renta. El asesor fiscal construye un entramado por el que los ingresos se quedan en la sociedad. Otro de los aspectos más llamativos es la tributación del 1% de las SICAV o, incluso, inferior en el caso de los fondos.

Las fuentes del PSOE consultadas por ECD reconocen que esta nueva figura impositiva no acabará con estas prácticas. Pero conseguirá que las grandes fortunas no eludan impuestos: cada año a ese patrimonio se le estimará una renta por la que habrá que pagar a Hacienda.

En el equipo económico de Pedro Sánchez están convencidos de que muchos de los 'ricos' españoles no pagan los impuestos que deberían. Según sus cálculos internos, los asumen, principalmente, las clases medias: “Las rentas del trabajo soportan el 90% de la recaudación, mientras que las del capital solo contribuyen con el 10% restante”, concluyen.

Inspirado en el modelo fiscal de Canadá y Holanda

El nuevo impuesto a los ricos de los socialistas se basa en figuras ya existentes en los países de mayor renta per cápita del mundo, como Canadá y Holanda.

Se trata de un modelo fiscal, aseguran en Ferraz, que contribuye a recaudar más, hacerlo de forma más justa, a que la recaudación sea más estable y a que los impuestos no distorsionen la actividad económica.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··