Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Puede afectar al precio de venta de la entidad

Rajoy acusa a Zapatero de “irresponsable” por poner en duda la solvencia de Bankia

Le reprocha que se haya preguntado en público cómo es posible la recuperación en solo dos años cuando en su época se calificaba a Caja Madrid como “lo peor de lo peor”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Rodríguez Zapatero planteó públicamente, hace unos días, cómo era posible que Bankia hubiera pasado, en apenas dos años, de tener que ser intervenida a convertirse en una de las entidades más solventes de España. Sus palabras han molestado profundamente a Rajoy, y al resto de la cúpula económica del Gobierno. Califican al ex presidente de “irresponsable”.

José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy.

Zapatero considera que, cuando empezó la crisis de Bankia, que llevó a la salida de Rodrigo Rato de la presidencia, “la caída en Bolsa era similar a la del resto de bancos cotizados”.

“Por ello, lo que sorprende ahora es cómo la entidad, que era la peor de las peores, que recibió una inyección de 20.000 millones de euros, en sólo dos años haya resultado ser la mejor”, proclamó el ex presidente hace una semana, durante una entrevista radiofónica.

Aunque desde el entorno del dirigente socialista aseguran que el ánimo de Zapatero “no era arrojar veladas acusaciones, sino simplemente subrayar ese dato”, esas palabras han molestado profundamente a Mariano Rajoy y a su equipo económico en La Moncloa.

Acusa a Zapatero de “irresponsable”

Según ha sabido El  Confidencial Digital de fuentes del Gobierno, Rajoy considera que esas manifestaciones, en boca de un ex presidente del Gobierno, demuestran una “gran irresponsabilidad por su parte”.

La opinión de un ex presidente no se toma como la de un analista más

Así, ha confesado recientemente su “profundo malestar” a miembros de su equipo de máxima confianza.

El jefe del Ejecutivo no pasa por alto que los discursos de un ex gobernante tienen una “gran repercusión”. Y por ello deben cuidar escrupulosamente sus palabras en conferencias y todo tipo de eventos a los que asisten. Rajoy considera que opiniones de índole económica, como  es el caso de que un ex presidente ponga en duda la solvencia de un gran banco, pueden tener incluso repercusiones en los mercados.

“No es la de un analista más”

Algunos analistas de banca ya ha­bían cues­tio­nado que Bankia se si­tuara como la en­tidad con ma­yores be­ne­fi­cios en España y re­cor­daban las im­por­tantes las ayudas pú­blicas re­ci­bidas para su rescate.

“Pero la opinión de un ex presidente del Gobierno no se toma como la de un analista más, dada la información privilegiada que maneja por el cargo que ha ocupado”, se quejan en el equipo económico de Rajoy.

Los expertos, añaden estas fuentes, valoran positivamente los re­sul­tados con­se­gui­dos y la evolución del banco, ya que, cuanto más gane la en­tidad na­cio­na­li­zada, se facilita la de­vo­lu­ción de los 22.000 mi­llones in­yec­tados para ser re­flo­tada.

Eso contrasta con el análisis que realizó Zapatero de “uno de los bancos donde todo el mundo financiero tiene puesto el foco y tiene que convertirse en el emblema para vender la recuperación de la confianza en España”.

Afecta al valor de la acción para la venta

En el Gobierno reconocen a ECD que los planes del FROB para vender otro paquete de Bankia “se están viendo comprometidos por la mala evolución del mercado y, de forma específica, por la cotización del valor”. 

Economía tenía intención de sondear el apetito de los inversores una vez que se publicaran los resultados de los test de estrés. Sin embargo, la caída del precio complica la operación y está obligando a retrasarla, una y otra vez, sin fecha concreta.

La primera desinversión, el pasado año, se hizo sobre un 7,5% del capital, a un precio por acción de 1,51 euros, muy por encima de los 1,17 euros a los que cerró este viernes. Luis de Guindos es partidario de realizar la próxima colocación a un precio al menos igual o superior al anterior, ya que de otro modo sería, a su juicio, difícil de justificar la operación desde un punto de vista político.

“La acción de Bankia tiene que remontar considerablemente, para poder completar la venta de la entidad, y análisis negativos como el realizado por un ex presidente del Gobierno de España no contribuyen a ese escenario”, lamenta un colaborador económico del actual jefe del Ejecutivo.

Último imprevisto en las cuentas

Se suma también la decisión de Bankia, conocida este viernes, de aplazar por sorpresa la presentación de resultados, que había convocado para el lunes, debido a que el fondo de rescate bancario, el FROB, no ha decidido aún cómo se repartirá el coste de las posibles demandas de accionistas entre Bankia y BFA por la fallida salida a Bolsa.

El duro informe de los peritos del Banco de España, que concluyeron que Bankia salió a Bolsa en 2011 con unas cuentas falseadas, puede desencadenar una cascada de demandas por parte de los miles de inversores que compraron acciones.

La OPV captó unos 3.100 millones, por lo que asumir el coste en solitario se convertiría en un apuro para la entidad, que ha optado por retrasar la publicación de sus resultados para evitar tener que corregirlos en las próximas semanas y enviar un mensaje negativo a los mercados.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··