Sábado 20/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Rajoy no quiere ‘mangonear’ en Repsol como hicieron Aznar y Zapatero

El presidente ha decidido ponerse de perfil en la ofensiva de Pemex para relevar a Antonio Brufau

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mariano Rajoy no está dispuesto a intervenir en la ofensiva de la mexicana Pemex para descabalgar a Antonio Brufau de la presidencia de Repsol. No quiere ser participe de una 'operación política' similar a la que diseñó José María Aznar en 1996 para aupar a Alfonso Cortina a la dirección de la petrolera.

Antonio Brufau, en la sede de Repsol. Antonio Brufau, en la sede de Repsol.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes con acceso al Palacio de la Moncloa, el presidente se niega en redondo ahora mismo a “maniobras políticas”, como las define el propio Rajoy, que tengan como objetivo forzar la salida de Antonio Brufau de la presidencia de Repsol.

Intervención difícil de justificar

Concretamente, en el entorno de Rajoy explican que el jefe del Ejecutivo no quiere intervenir en esta operación porque le recuerda a la que impulsó José María Aznar con Alfonso Cortina.

Ahora, tiene en cuenta que los tiempos son totalmente distintos a los que se vivían en España en aquella época.

Argumenta que en la actualidad sería “díficil de justificar” la intromisión del Gobierno en las decisiones de una empresa privada.

Por ello, lo que se intenta desde Moncloa es que sean los propios accionistas de referencia (La Caixa, Sacyr y Pemex), los que lleguen a un acuerdo para situar al gestor más idóneo al frente de la primera petrolera del país. Pero manteniendo al Gobierno totalmente al margen.

Operación para aupar a Cortina

Cortina accedió a la presidencia de Repsol en 1996 de la mano de Aznar, que acababa de llegar a La Moncloa. Ambos son amigos personales

Era el único nombre que estaba en aquel momento en la lista del PP para sustituir al entonces primer ejecutivo Oscar Fanjul.

Sin embargo, el vicepresidente económico Rodrigo Rato tuvo que negociar con los principales accionistas privados de la empresa, el BBV y La Caixa, para consensuar la operación.

El aterrizaje de Antonio Brufau

Las fuentes consultadas por este confidencial argumentan también que Rajoy tampoco pasa por alto  lo ocurrido después con el “cese fulminante”de Alfonso Cortina. Salió del cargo a los seis meses de llegar Rodríguez Zapatero al poder en 2004.

La situación la aprovechó el PSC, en un momento en el que José Montilla ocupaba la cartera de Industria, y con el apoyo también de Isidro Fainé (La Caixa), para aupar a Antonio Brufau.

Sería dar la razón a Kirchner

Otro de los motivos que maneja el presidente para defender la inoportunidad de este movimiento es el conflicto abierto desde hace entre la petrolera española y Argentina por la expropiación de YPF.

Se interpreta que promover ahora un relevo supondría “dar la razón a Kirchner”, por lo que se tiene en cuenta que plantear un relevo mientras el contencioso siga abierto es un “tremendo error”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·