Miércoles 18/07/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Calendario laboral para 2016

Rajoy subleva a los empresarios por saltarse un pacto sobre los macropuentes

Había acordado con los sindicatos y la Conferencia Episcopal trasladar al lunes las fiestas de Todos los Santos (1 de noviembre) y la Constitución (6 de diciembre)

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Trasladar los días festivos al lunes más cercano fue una de las promesas estrella de Mariano Rajoy en su acto de investidura enmarcado en un paquete de medidas a favor del empleo. Pero lo cierto es que en 2016 se formarán hasta tres macropuentes. Los empresarios acusan al presidente del Gobierno de “incumplir su palabra”. 



El presidente del Gobierno y la ministra de Empleo, junto a patronal y sindicatos. El presidente del Gobierno y la ministra de Empleo, junto a patronal y sindicatos.

Rajoy defendió esta medida para ahorrar costes, aumentar la competitividad de las empresas y evitar la sangría de “millones y millones de euros” que se dejan de generar cuando los españoles se van de puente.

La CEOE criticaba también que los puentes implican “una desoptimización de los recursos implicados en procesos productivos”.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes empresariales de alto nivel, el malestar en el seno de la gran patronal y en la organización de la pequeña y mediana empresa (Cepyme) por elcalendario laboral conocido esta semana es mayúsculo.

Acusan al presidente del Gobierno “de incumplir su promesa”. 2016 era el último año en el que Rajoy podía comenzar a aplicar la medida antes del final de la legislatura.

Le acusan de “saltarse un acuerdo a tres”

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD explican que las dos fiestas que habían conseguido ya el consenso de patronal, sindicatos y Conferencia Episcopal para ser sustituidas en 2016 son el 1 de noviembre y el 6 de diciembre. Echan en cara al presidente, por tanto, que se “haya saltado el acuerdo”.

Los tres días de fiesta susceptibles de ser trasladados al lunes más cercano son el 15 de agosto, el 1 de noviembre y el 6 de diciembre. Revelan que Soraya Sáenz de Santamaría puso encima de la mesa de negociación con los agentes sociales la sustitución de estas jornadas desde el principio y no se puso ninguna objección.

Suprimir Todos los Santos y la Constitución

Incluso, en ámbitos empresariales sostienen que la eliminación de las festividades de Todos los Santos y la Constitución no encuentran una oposición frontal por parte de los agentes sociales y la Iglesia, con quienes se venía negociando la propuesta.

Se argumenta que las tradicionales visitas a los cementerios del 1 de noviembre, para recordar a los difuntos, podrían desarrollarse en los fines de semana más próximos a esta fiesta.

Para el Día de la Constitución, se proponía continuar con las celebraciones oficiales en el Congreso de los Diputados, para así conmemorar la aprobación de la Constitución de 1978, pero convertir la jornada en laborable a partir del año que viene.

Discuten también Reyes y el Jueves Santo

La única festividad que no critican en el calendario laboral de 2016 es la Asunción de la Virgen porque coincide ya en lunes. La idea ha sido, además, bien recibida por el sector turístico, con el que también se ha querido consensuar el calendario. Se mantiene una jornada de fiesta que coincide en plena campaña de verano.

Pero sí discuten el día de Todos los Santos y el de la Constitución. Tienen en cuenta que caerán en martes y propiciarán que muchos trabajadores puedan tomarse un día libre el lunes y encadenar cuatro jornadas seguidas de descanso.

No pasan tampoco por alto que el miércoles 6 de enero será también fiesta en todas las comunidades autónomas porque ninguna de ellas ha ejercido su facultad de trasladarla al lunes.

Tampoco lo han hecho en el caso del Jueves Santo, excepto Cataluña y País Vasco, aunque estas dos autonomías la sustituyen después por el Lunes de Pascua. La Semana Santa provocará, por tanto, otro parón de cuatro días en la actividad en todo el país.

Que no cuente con nosotros para la campaña”

Fuentes empresariales de alto nivel, a las que ha tenido acceso ECD, no ocultan estos días su enfado con Mariano Rajoy. Incluso, algunos destacados dirigentes han protestado formalmente en Moncloa por esta decisión. Estos son algunos de los comentarios que se escuchaban este lunes en los pasillos de CEOE y Cepyme:

-- “Que no cuente Rajoy con nosotros para la campaña. Luego querrá fotos en las empresas”, se quejaba un importante ejecutivo.

-- “Con esta decisión electoralista, Rajoy ha vuelto a demostrar que no es un hombre de fiar”, apostillaba otro.

Festivos que no se moverán de día

Según las fuentes conocedoras de la propuesta, el Gobierno se había comprometido también con laConferencia Episcopal a respetar los acuerdos con la Iglesia.

Esto se materializaría en que se mantendrán como festivos el 1 de enero (Año Nuevo), el Viernes Santo, la Inmaculada Concepción (8 de diciembre) y Navidad (25 de diciembre). Estas festividades se celebrarán en el día de la semana en el que caigan.

Otras dos jornadas festivas que el Gobierno no planea mover son el 1 de mayo (Fiesta del Trabajo) y el 12 de octubre (Fiesta Nacional). En este caso, el pacto se había alcanzado principalmente con patronal y sindicatos.

Acuerdo para dos jornadas de fiesta menos

Con 14 festivos al año, España es uno de los países con más días no laborables de Europa. Supera a Austria (13), Alemania (12), Bélgica, Italia y Francia (11 cada uno), Reino Unido e Irlanda (9) y Holanda (8).

En España se contemplan 10 días festivos de carácter nacional, 2 autonómicos y 2 locales. La idea era dejarlos incluso a partir de ahora en un total de 12, como ya se hace en Alemania.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··