Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Se han registrado casos en Baleares y Canarias

Reino Unido se implica en la lucha contra el fraude por falsas intoxicaciones en hoteles españoles

La Embajada Británica impulsa un grupo de trabajo para detectar y sancionar a los turistas que fingen dolencias estomacales para pedir indemnizaciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El pasado mes de mayo se celebró una reunión entre la Confederación Española de Hoteles y la  Asociación de Agencias de Viaje Británicas-ABTA- en la que se buscó una solución a corto plazo para minimizar el número de reclamaciones por supuestas dolencias gástricas que se había visto aumentado en un 700 por ciento. Tres meses despues se ha abierto una línea de comunicación directa con la Embajada Británica en España para regular la labor llevada a cabo desde ABTA, el Gobierno Británico y España.

Turistas Británicos Turistas Británicos

Las reclamaciones contra restaurantes y hoteles por este tipo de incidencias comenzaron a registrarse en el 2013. Sin embargo en el 2016 se produjo un aumento desmesurado,el número de demandas por intoxicaciones gástricas creció un 700% .

Miles de turistas británicos comenzaron a demandar supuestas enfermedades e intoxicaciones gástricas contraídas en los hoteles de vacaciones. Lo hacían mediante demandas presentadas al turoperador una vez que habian vuelto a suelo britanico, cuando ya era imposible determinar la veracidad de las denuncias. El resultado, cientos de miles de euros de pérdidas para los hoteles españoles y una situación insostenible.

La oleada se convirtió en una moda en Reino Unido, hasta tal punto que el sector ha tenido que tomar cartas en el asunto para regular la situación.

Plan de acción contra el  fraude

Tras el encuentro que se produjo el 22 de  mayo, en donde se celebró una reunión entre la Confederación Española de Hoteles y la Asociación de Agencias de Viaje Británicas-ABTA-, se han puesto en marcha varias propuestas para regular estos incidentes.

Según ha sabido ECD,gracias a fuentes relacionadas con el sector hotelero, se ha abierto una línea de comunicación directa con la Embajada Británica en España para regular la labor llevada a cabo desde ABTA, el Gobierno Británico y España respecto a las reformas legales necesarias para luchar contra las reclamaciones fraudulentas de los clientes británicos a los hoteles españoles.

Además se está llevando a cabo un seguimiento de las acciones realizadas por el Gobierno y autoridades del Reino Unido (Embajador del Reino Unido en España, Cónsul y Vicecónsul del Reino Unido en las Islas Baleares.

También se está mejorando la información y asesoramiento continuo a asociados (resolución de consultas, modelos de cláusulas, formularios, protocolos de actuación, etc.).

Vigilancia policial contra el fraude

Desde las Federaciones hoteleras avisan que es necesario una mayor actuación de la policía y la guardia civil para que  realicen una vigilancia , seguimiento e investigación de las actuaciones de las empresas recolectoras de reclamaciones en las zonas turísticas.

Concretamente, en relación a denuncias por la infracción de las ordenanzas municipales en materia de publicidad dinámica y denuncias a clientes por fraude.

Las cadenas hoteleras piden que se cumplan lo planes de requerir a la CAIB, AENA y COFIB la distribución de flyers y posters informativos en Aeropuertos españoles, Oficinas de Turismo, Hoteles y Farmacias dirigidos a clientes británicos sobre la comisión de delito de fraude al interponer reclamaciones falsas contra turoperadores y hoteles.

Origen legal del problema

Según ha podido saber El Confidencial Digital, gracias a fuentes de la Federación Nacional Hotelera de Mallorca, el origen de esta situación ha sido el caldo de cultivo generado por los contratos con las turoperadoras.

La incorporación en concreto de 2 cláusulas en el contrato comercial entre las turoperadoras y los hoteles españoles provocaron el auge de las incidencias. La cláusula de sumisión del fuero jurisdiccional de Reino Unido benefició a los demandantes ya que se amparaban en esta norma para demandar a los hoteles españoles desde su país de origen.

Es decir , los turistas de Reino Unido realizaban las reclamaciones años después del supuesto incidente al haber abandonado la región donde pasaron sus vacaciones. Las compensaciones por  reclamaciones de responsabilidad civil eran asumidas por los hoteles españoles que tenían contrato con los turoperadores.

Estas cláusulas trasladan la responsabilidad del turoperadores al hotel, según el sistema británico de protección al consumidor y la Directiva UE 2015/2302 de viajes combinados, el hotel es el responsable de todo lo que ocurra al turista en su viaje, incluida cualquier incidencia en el alojamiento.

Además de la indemnización del cliente afectado, se incluyen los gastos de asistencia jurídica del abogado británico del cliente afectado, se haya celebrado el juicio o no, que generalmente supera con creces el importe de la indemnización.





·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·