Lunes 28/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El rey ha prometido al consorcio Renfe-Adif-Talgo que se volcará en las gestiones con Putin para traerse a España el AVE Moscú-San Petersburgo (18.000 millones). Se da por perdido el tren Río-Sao Paulo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Don Juan Carlos se va a volcar en las gestiones con el presidente ruso, Vladimir Putin, para traerse a España el contrato de 18.000 millones del AVE Moscú-San Petersburgo. Es el mensaje que el rey ha transmitido al consorcio español, tras conocer que las constructoras dan casi por perdido el tren Río-Sao Paulo.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes conocedoras de la operación, el papel de don Juan Carlos va a ser determinante para la consecución del contrato del tren de alta velocidad, que unirá los 670 kilómetros que separan Moscú y San Petersburgo.

Se destaca, en círculos diplomáticos, la especial afinidad del monarca con el presidente Vladimir Putin, como un elemento clave para que el proyecto recaiga finalmente en manos de las compañías españolas.

Las sensaciones de la mayoría de las empresas que forman parte del consorcio español, encabezadas por Renfe y Talgo, son muy positivas tras recibir el ‘espaldarazo’ del rey al proyecto ruso, que les sirve, por otro lado, para contrarrestar las pocas esperanzas que les quedan ya de hacerse con el contrato del AVE Río-Sao Paulo.

El AVE de Brasil se da por perdido

Según las fuentes consultadas, el proyecto que pierde “casi todas las posibilidades” para España es el del AVE Río-Sao Paulo. De ahí, que se hayan centrado gran parte de los esfuerzos en el trazado ruso, ya que el brasileño se da “prácticamente por perdido”.

Desde el Gobierno también se ha detectado que el contrato del AVE Río-Sao Paulo, valorado en unos 15.000 millones, se les está escapando a las empresas españolas debido al excesivo proteccionismo del Ejecutivo brasileño de Dilma Rousseff con sus empresas.

Un aspecto que va radicalmente en contra de los intereses de los grupos extranjeros que pretender entrar en el país, como es el caso de España, a quienes se les complica optar a proyectos importantes en Brasil si no es de la mano de un socio local.

La interlocución del rey

Hay que recordar que la mediación del rey resultó decisiva para conseguir la adjudicación del contrato del AVE Medina-La Meca. Y en sus gestiones, también, para desbloquear la venta de los Leopard españoles a Arabia Saudí.

El AVE entre Moscú y San Petersburgo, para el que se prevé una inversión cercana a los 18.000 millones de euros, supone más del doble del proyecto saudí.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··