Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Repsol vuelve a Libia. El resto de los equipos técnicos españoles llegarán en próximas fechas con el objetivo de normalizar la producción a finales de año

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Repsol trabaja por recuperar cuanto antes la estabilidad en Libia. La petrolera que preside Antonio Brufau estudia ya la vuelta del resto de los trabajadores españoles a Trípoli para ir normalizando la producción de petróleo tras los conflictos bélicos en el país. El objetivo es volver a operar al 100% antes de final de año.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, por fuentes del sector, la petrolera tantea ya sobre terreno libio el regreso del resto de los empleados españoles, que se vieron obligados a abandonar de urgencia el país cuando estallaron los enfrentamientos con el régimen de Gadafi.

Todavía no ha regresado toda la plantilla que estaba destinada en Libia antes del conflicto. La mayoría de los empleados que están trabajando para Repsol, en este momento, son de origen local.

Sin embargo, esto no se debe tanto a razones de seguridad, sino a que el personal que está desplazado ahora mismo es el acorde y necesario a la producción. Actualmente, la producción de Repsol está al 60%, extrayendo entre 200.000 y 220.000 barriles al día.

Pues bien. Según las fuentes consultadas, Repsol está valorando ya la vuelta del resto de los empleados, el destacamento que corresponde al grueso de los trabajadores españoles. Todo ello, con el objetivo de retomar los niveles de producción anteriores al estallido de la guerra antes de final de año.

Las nuevas autoridades libias han dado garantías a los representantes de la petrolera en Libia sobre su seguridad, conscientes de la importancia de que las multinacionales que salieron del país retomen cuanto antes los niveles de producción anteriores al conflicto, en un país donde el motor de la economía depende del crudo y el gas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·