Viernes 20/10/2017. Actualizado 14:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Las empresas que operan en Irán (Tubos Reunidos, Babcock, Symaga, Santander) verán restringidas sus operaciones en febrero: España aplica el bloqueo con dos años de retraso

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las empresas españolas que trabajan en Irán verán cómo sus negocios se ven directamente afectados por las sanciones internacionales que España aplicará al gobierno de Ahmadeniyad con dos años de retraso: Hacienda prepara un recorte sistemático en las operaciones comerciales con bancos iraníes a partir de febrero.

“Estamos pendientes de una decisión final de Consejo de Estado” confirma a El Confidencial Digital un alto cargo del ministerio de Economía y Hacienda. La resolución del máximo órgano consultivo del Gobierno se traducirá en “un recorte sistemático en todas aquellas operaciones realizadas por entidades financieras y no financieras españolas a través de bancos iraníes” avanza.  

“Se está trabajando en un sistema que permita el sistema de desbloqueo de pagos” reconocen fuentes solventes del Banco de España. “Estamos supervisando con lupa cómo el dinero percibido por estas empresas no procede de bancos embargados” apuntan, en referencia a las principales entidades financieras iraníes, los bancos Melli y Sepah, bajo estrecha vigilancia por sospechas de colaboración en financiación de terrorismo y del programa de proliferación nuclear iraní.  

Técnicos con acceso a la Dirección General del Tesoro y Política Financiera del ministerio que dirige Elena Salgado recuerdan a ECD que “otros países hace tiempo que lo han hecho, por lo que España aplicará con dos años de retraso las sanciones impuestas por Estados Unidos y Naciones Unidas al Ejecutivo iraní”.  

Fuentes del equipo económico de Zapatero destacan que se quiere poner en marcha esta medida antes del próximo mes de febrero, fecha en la que se reunirá el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) para decidir entre otras cuestiones la mejor manera de atajar la financiación de terrorismo y el blanqueo de capitales en Irán. “Ya vamos con retraso y no queremos darles otro motivo para que nos saquen los colores” aseguran.   

La decisión afectará  a un número considerable de empresas españolas, fundamentalmente de los sectores siderúrgico y metalúrgico, laboratorios farmacéuticos, agroalimentarias y afines, fabricantes de componentes para automóviles y empresas de ingeniería especializadas en extracción y suministro energético. Aunque muchas de ellas son Pymes, destacan nombres de grandes firmas nacionales que operan en Irán como Banco Santander, Tubos Reunidos, Symaga o enseñas de la talla de Abengoa e Isolux Corsán.  

Cabe recordar que en de 2007, Estados Unidos impuso sanciones a los tres mayores bancos de Irán acusándoles de financiar la proliferación de armas, prohibiendo cualquier transacción financiera y confiscando todos los bienes de estas entidades localizados bajo jurisdicción estadounidense. Un año después, Timothy Geithner aprovechó una visita oficial a España para advertir a los principales bancos y empresarios españoles con intereses en Irán de la conveniencia de vigilar sus transacciones financieras en aquel país. Por su parte, el Consejo de Seguridad de la ONU impuso tres conjuntos de sanciones a Irán por su negativa a detener el programa de enriquecimiento de uranio. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·