Viernes 20/10/2017. Actualizado 07:31h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Lo planteará al final de esta semana

Rivera exige a Rajoy una revisión de la amnistía fiscal a la que se acogieron Rato y Bárcenas

Es una de las condiciones para el acuerdo de investidura. Se inspeccionarán los expedientes de los 31.000 beneficiados por la regularización de Montoro. Los casos prescriben en noviembre

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ciudadanos y el PP han comenzado la negociación de los contenidos del pacto de investidura para que los 32 diputados del partido naranja acaben votando “sí” a Rajoy. La formación de Rivera se presenta con la intención de consensuar un centenar de reformas. Pero se reserva algunas de ellas, por su impacto y las reticencias que pueden generar en el PP, para el final de esta semana.

Albert Rivera. Albert Rivera.

C’s se muestra contrario a hacer públicas algunas condiciones con demasiada antelación también para no perjudicar el devenir de las conversaciones.

Entre ellas, se ha ido conociendo, por ejemplo, una “medida clave” del bloque social: el complemento a los salarios bajos. Los populares no lo ven con buenos ojos, al igual que otras medidas laborales, por su elevado coste.

Macroinspección en tres meses

ECD ya adelantó hace dos semanas que el partido de Albert Rivera había decidido retirar de sus líneas rojas la supresión de las diputaciones. Un cambio que acaba de confirmar este fin de semana la prensa generalista.

Ahora, El Confidencial Digital ha podido conocer más detalles que C’s se está reservando para el tramo final de las negociaciones. Una de las exigencias más llamativas será solicitar al PP que los 31.500 beneficiarios del proceso de regularización extraordinaria de 2012 –la conocida como “amnistía fiscal”- abonen el dinero que Hacienda les “perdonó” al permitir que pagaran sólo el 3% de multa.

Una iniciativa que, argumentarán en la mesa negociadora, es posible sacar adelante en la actual coyuntura política porque la Dirección General de Tributos y la Agencia Tributaria no se encuentran en funciones.

Será planteada como una “medida urgente”, ya que el próximo 30 de noviembre prescribirá la posibilidad de exigir este dinero. En ese momento, se cumplirán cuatro años desde el cierre de la regularización. El equipo económico de Rivera pretende que Hacienda trabaje en los próximos tres meses para evitar que “estos defraudadores puedan irse de rositas”.

Cambio de criterio“sobre la marcha”

El plan inicial del Gobierno Rajoy era recaudar 2.500 millones de euros con la amnistía y aflorar un capital escondido en paraísos fiscales de 25.000 millones. Para ello, exigía un gravamen del 10% sobre lo aflorado a los que quisieran regularizar la fortuna oculta.

Ciudadanos critica que “Hacienda flexibilizó después sobre la marcha” el proceso: decidió que el gravamen se aplicara solo sobre los intereses. De esta manera, los evasores pudieron regularizar su dinero oculto en el extranjero pagando simplemente un 3% y no el 10% previsto en la normativa.

Ahora, el objetivo de Ciudadanos es recuperar el 7% del dinero que dejaron de pagar los beneficiarios de la amnistía fiscal. Lo cuantifican en 2.800 millones. Al final, el volumen de dinero recaudado por la regularización especial de Montoro en 2012 se quedó en los 1.200 millones.

Dos personas relacionadas con el PP

El asunto tiene sus aristas. En Ciudadanos no pasan tampoco por alto que hay dos personas relevantes relacionadas con el PP que figuran como beneficiarios de este proceso de regularización extraordinaria.

Uno de ellos es el ex vicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato. Una polémica filtración desveló hace un año que se encontraba entre los amnistiados. Había sido incluido en una lista de 705 personas, elaborada por Hacienda y enviada al Servicio Ejecutivo de Prevención y Blanqueo de Capitales (Sepblac), por indicios “de haber podido cometer blanqueo de capitales”.

El otro nombre polémico es Luis Bárcenas. O al menos eso es lo que él asegura. El ex tesorero del PP afirma haber regularizado 10 millones a través de una sociedad.

Sin embargo, la Agencia Tributaria afirma que se acogió mediante engaños y que “no presentó declaración regularizadora alguna”. En este proceso, según declaró Bárcenas al juez, también participó Iván Yáñez, su apoderado.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·