Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Así ven Rodrigo Rato y Caja Madrid la situación económica del país: huida de capitales, las Pymes dejarán de pagar, en España quedarán sólo tres cajas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La situación económica del país preocupa, y mucho, en la cúpula de Caja Madrid. Rodrigo Rato y su equipo hacen una lectura muy negativa del futuro de la coyuntura a medio plazo, y sobre todo en lo que afecta a las propias cajas de ahorros.

Según fuentes de la cúpula de la caja madrileña, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, la inquietud y el desánimo son el estado anímico que se aprecia al término de los consejos de la entidad.

De acuerdo con esas fuentes, estos son, en síntesis, los motivos de dicho estado de preocupación:

--El mercado de las cajas de ahorros se va a reducir drásticamente en el medio plazo.

--“Deberían quedar no más de tres cajas” después de los procesos de fusiones, cuentan desde la cúpula de Caja Madrid.

--La gente de a pie “ha seguido pagando la hipoteca”, aunque eso les suponga el mayor esfuerzo, y a costa de otros sacrificios. Pero hay un creciente número de Pymes, sobre todo empresas muy pequeñas, que han entrado en pérdidas desde tiempo atrás. Perviven de fondos propios y pronto van a cerrar y con ellos dejar impagados.

--En gestión de patrimonios y banca privada está habiendo crecientes movimientos de fuga de capitales.

--Quienes se están yendo son precisamente las SICAV. Se explica que, dada la situación económica del país, las rentabilidades, además, son escasas.

--Ocurre que la mala imagen del Gobierno que se está dando en la prensa internacional desalienta la permanencia de los inversores. 

--Las entidades están “entrampadas” con las energías renovables.

--Bancos y cajas financiaron, con el único aval del Estado, inversiones multimillonarias a particulares, por ejemplo, en huertos solares subvencionados estatalmente.

--Hay incertidumbre sobre la vigencia de esas subvenciones, y el ministerio de Industria de Miguel Sebastián sigue sin resolver las dudas.

--Otra de las preocupaciones es la financiación otorgada a las constructoras, grandes y pequeñas, en los recientes tiempos de bonanza de la obra pública (autopistas, carreteras, puentes…). Con los recortes drásticos que ha conocido el ministerio de Fomento, no pocas de las obras ya financiadas han de entrar en suspenso, con el consiguiente riesgo de impagos, demoras, renegociaciones de crédito, etc.

--Desde la cúpula de la caja se ofrece un consejo práctico: diversificar los depósitos en distintas entidades financieras y no tener más de cien mil euros en ninguna.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·