Martes 21/11/2017. Actualizado 13:57h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Juan Rosell (CEOE) busca el apoyo de Duran i Lleida (CiU) para acercar la negociación colectiva a las pretensiones de los empresarios. Así fue la cena de Rubalcaba con los sindicatos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gobierno comienza el trámite parlamentario de la reforma de la negociación colectiva. Tras la ruptura del acuerdo entre los agentes sociales y el decreto ley aprobado en el Consejo de Ministros del pasado viernes, sindicatos y patronal negocian con los partidos en el Congreso la mejor fórmula para dar forma y contenido al futuro proyecto de ley.

Según ha podido saber El Confidencial Digital de fuentes empresariales, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha mantenido ya los primeros contactos con el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, para pactar enmiendas al texto que puedan presentar los nacionalistas catalanes en el Parlamento para mejorar la ley de la reforma de la negociación colectiva.

Tras conocer el contenido del borrador del decreto que preparaba el Gobierno, el líder de CiU ya expresó que se trataba de una propuesta "desequilibrada", tal y como la calificó el propio Rosell, y "completamente insuficiente", al no recoger algunas de las iniciativas que habían acordado sindicatos y patronal durante los casi cinco meses de negociaciones.

Pues bien. Rosell busca ahora el apoyo de su ‘amigo’ Duran i Lleida para que el proyecto de ley que se tramitará en las próximas semanas en la Cámara Baja recoja las principales reclamaciones que los empresarios no consiguieron consensuar en la mesa negociadora con UGT y CC.OO.

Ambos líderes ya mantuvieron “buena sintonía” durante la anterior etapa del actual presidente de la CEOE en Barcelona al frente de la patronal catalana Fomento del Trabajo.

Según las fuentes consultadas, los empresarios buscan que el Parlamento apruebe un paquete de medidas que aborde el absentismo laboral, haga referencia a la necesidad de ligar los salarios a la productividad y deje el control de las mutuas de accidentes de trabajo en manos de las empresas.

Rubalcaba ‘desplaza’ a Valeriano Gómez en la negociación colectiva

Tras la gran oposición que tuvo la filtración del primer borrador del decreto a tan solo dos días de su aprobación, Alfredo Pérez Rubalcaba recogió toda clase de sugerencias, en ese corto periodo de tiempo, para retocarlo hasta llegar al texto ratificado el viernes.

El vicepresidente del Gobierno aplicó personalmente los últimos retoques en el proyecto tras las quejas recibidas por parte de la CEOE y de los sindicatos, y a eso obedecen, según fuentes conocedoras de las conversaciones, los cambios de los últimos días en el texto.

En concreto, Rubalcaba cenó el pasado miércoles en el ministerio del Interior, un día antes de llevar el decreto al Consejo de Ministros, con los secretarios generales de CC.OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez. Por parte de la patronal, Juan Rosell no pudo acudir, pero estuvo informado en todo momento del devenir de las conversaciones.

Durante el encuentro, el número dos del Ejecutivo reconoció el esfuerzo negociador que ha existido siempre por parte de los agentes sociales y les emplazó a trabajar duro para que en el trámite parlamentario la reforma pueda ir acercando poco a poco las posturas de empresarios y trabajadores.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·