Sábado 18/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El expresident tiene que pagar 3 millones al Tribunal de Cuentas

El Sabadell trata de evitar un aluvión de críticas por el aval que ha solicitado Artur Mas

La consigna es optar por la discreción para no asumir el desgaste que supuso el acuerdo con Rato para la fianza por las tarjetas black

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Artur Mas tiene hasta el viernes para hacer frente a la fianza de 5,2 millones que le ha impuesto el Tribunal de Cuentas por el uso de dinero público para financiar la consulta ilegal del 9-N. El ex president ha contactado con varios bancos para conseguir un aval, entre ellos, CaixaBank y el Sabadell.

Artur Mas y Josep Oliu Artur Mas y Josep Oliu

Por el momento, Mas ha podido depositar 2,2 millones de euros, gracias a la campaña de recaudación organizada por la ANC y Omnium. Tiene otros tres días para entregar los 3 millones restantes, aunque sus abogados han pedido una ampliación de plazo al tribunal, poniendo como garantía la entrega de una parte del dinero requerido.

Mas se puso primero en contacto con la Generalitat, que tiene contratado un seguro de responsabilidad civil con SegurCaixa Adeslas, participada por CaixaBank y Mutua Madrileña, para que abonase el pago a través de la póliza contratada. La compañía se ha negado a hacer frente a esa fianza porque sus cláusulas no contemplan la celebración de una consulta ilegal.

El ex president contactó también con CaixaBank y le pidió el aval para hacer frente a la fianza millonaria, pero la respuesta fue negativa.

Mas también ha sondeado al Banco Sabadell con el mismo fin, según ha podido saber El Confidencial Digital de fuentes del mismo. La entidad trató más tarde de desmentir la noticia.

El aval del Sabadell a Rodrigo Rato

El banco que preside Josep Oliú vivió una situación parecida hace tres años, cuando el Sabadell avaló en 2014 a Rodrigo Rato para que abonara la fianza de 3 millones de euros que le impuso la Audiencia Nacional en el caso de las tarjetas black.

Entonces, el consejero delegado de la entidad reconoció que el aval concedido a Rato había generado “cierto desgaste” al Sabadell. Tanto empleados como clientes presentaron quejas en las sucursales del banco por haber "evitado" el embargo del ex presidente de Bankia.

Incluso la periodista Julia Otero criticó en su cuenta de Twitter la concesión del aval, lo que llevó al Sabadell a plantearse poner fin a la campaña de comunicación en la que participaba la locutora de Onda Cero.

Algunos directivos se vieron obligados a dar explicaciones a la plantilla para que, a su vez, pudieran explicar la situación a los clientes que acudían a las oficinas quejándose del aval a Rato.

El ex presidente de Bankia se mostró molesto por lo que estaba ocurriendo, al entender que un banco está en su derecho de conceder o no un aval, pero que, si lo concede, no puede revelarlo por el secreto que debe guardar cuando se trata de un cliente.

La misma situación con Artur Mas

Ahora, según ha podido saber ECD, el banco catalán no quiere revivir la situación que atravesó con Rato. Fuentes del Sabadell aseguran que los directivos de la entidad evitarán sufrir aquel “desgaste” por conceder un aval a un investigado por la Justicia.

En el caso de Artur Mas y la fianza que le ha impuesto el Tribunal de Cuentas, quieren impedir que se repita el escenario negativo que se produjo con Rodrigo Rato. Por este motivo, tratan de ocultar el contacto del ex president y su petición de que le concedan el aval.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·