Sábado 16/12/2017. Actualizado 11:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El fichaje de Elena Salgado por Endesa fue propuesto por Miguel Sebastián. El Gobierno se desentiende alegando que la comisión que estudia las incompatibilidades fue nombrada por el PSOE

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Miguel Sebastián ha sido pieza clave en la incorporación de Elena Salgado a Endesa. O, al menos, sugirió el fichaje al presidente de la eléctrica, Borja Prado. El Gobierno se ha 'lavado' las manos en la autorización a la número dos de Zapatero. Se escuda en que la comisión encargada de estudiar la posible incompatibilidad de la ex vicepresidenta (Oficina de Control de Intereses) está en manos del PSOE.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, de fuentes conocedoras de las conversaciones, el ex ministro de Industria aconsejó a Borja Prado la incorporación de Salgado. Le destacó, sobre todo, los excelentes contactos que ha forjado en el ámbito europeo en sus últimos años como número dos del Gobierno.

La relación entre Sebastián y el presidente de Endesa se consolidó durante su etapa como ministro de Industria. Valoró muy positivamente, por ejemplo, que Prado se ‘volcase’ en el proyecto de coche eléctrico –una de sus apuestas estrella en el Gobierno-, mientras el resto de competidores como Iberdrola o Gas Natural daban la espalda a la iniciativa.

El presidente de Endesa era también uno de los fijos en los viajes del ex ministro, e incluso del propio Zapatero, a países de todo el mundo para atraer inversiones a España.

Control del PSOE

Según fuentes del Gobierno, el Ejecutivo no ha tenido ningún margen de maniobra en este fichaje. La Oficina de Conflicto de Intereses, adscrita al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, sigue todavía en manos del PSOE.

En este caso, incluso, todavía queda personal en este departamento que coincidió con Elena Salgado en su etapa de ministra de Administraciones Públicas entre el 6 de julio de 2007 y el 9 de marzo de 2008.

Es la oficina encargada de revisar las incompatibilidades, si las hay, de los ex altos cargos de la Administración del Estado antes de incorporarse a una empresa. Lo usual es que las personas que hayan desempeñado puestos de gran responsabilidad pública hagan una consulta previa a este organismo antes de aceptar puestos en el sector privado para saber si es legal.

Campaña contra Rubalcaba

Ese argumento será utilizado ahora por el Gobierno para defenderse de las críticas que pueda recibir el PP por autorizar el movimiento. “Nosotros no hemos tenido nada que ver”, asegura un alto cargo del Ejecutivo. Pero tampoco van a poner trabas al fichaje.

Esta situación les servirá para atacar a Rubalcaba, quien había optado por un perfil de PSOE menos cercano a la élite y poder empresarial, pero que este movimiento rompe por completo. Recuerdan que Salgado es una persona que ha sido número dos de un Gobierno socialista en el que también participó el actual secretario general del PSOE.

En el equipo de Mariano Rajoy no ha gustado el nombramiento. Critican que desde el departamento que dirigía Elena Salgado, aunque era puramente financiero y poco tenía que ver con las eléctricas, también tenía conocimiento de todos los movimientos del ministerio de Industria.

Añaden que la vicepresidenta económica presidía la Comisión Delegada de Asuntos Económicos, tenía a sus órdenes al ministro Sebastián, y estuvo presente, además, en todos los Consejos de Ministros de la era Zapatero.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·