Jueves 24/05/2018. Actualizado 14:54h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Última hora en el negocio de alquiler de acciones: Santander, BBVA y Banco Popular, los más buscados; Iberia y Telefónica, los que más se ofertan

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El servicio de alquiler de acciones, que hasta el momento sólo oferta en España Self Bank –propiedad de La Caixa y Boursorama- está teniendo gran aceptación entre los inversores nacionales. Las acciones del sector financiero, las más demandadas.

“Estamos muy contentos con el producto, desde su lanzamiento está teniendo una gran aceptación por parte de nuestros clientes” aseguran a El Confidencial Digital voces autorizadas del Self Bank sobre su servicio de alquiler de acciones.

El funcionamiento es el siguiente: si un inversor minorista no tiene interés en vender sus títulos en estos momentos, pero quiere sacar un rendimiento extra a sus acciones, puede acceder a la plataforma virtual de intercambio de títulos del banco hispano-galo. En este espacio, los particulares pueden alquilar las acciones que tienen en cartera a cambio de recibir un interés.

El alquiler consiste en una cesión temporal, - en la que el propietario no pierde ni la propiedad ni los derechos de voto o de recibir dividendo – cuyo plazo fija también el dueño de las participaciones y siempre comprendido entre un mínimo de una semana y un máximo de un año.

Así, si en un principio las acciones más buscadas para alquilar eran las de Gamesa, Telefónica e Inditex, meses después, tan sólo los títulos de la compañía presidida por César Alierta se mantienen como las más deseadas por los ‘inquilinos’. De acuerdo con los datos de Self Bank, los valores más demandados en la actualidad son Santander, BBVA y Banco Popular. Los más ofertados son Iberia, Telefónica y Santander, siendo así las participaciones del banco de Emilio Botín la opción que más ‘vendo-compro’ casa.

La ventaja para el cliente que ofrece sus acciones es que puede sacarles una rentabilidad extra mientras no tenga pensado venderlas, ya que por ese préstamo de las acciones el cliente es remunerado. Además, si la oferta es superior a 5.000 euros, el cliente queda exento de pagar custodia por esas acciones; solo por el hecho de prestarlas, aunque no encuentre arrendatario.

No obstante, asesores financieros subrayan que también hay que tener en cuenta que el que alquila sus acciones puede llegar incluso a beneficiarse de que el precio de la acción baje, pero siendo consciente de que también puede encontrarse con que sus valores han perdido un 20% o más (como ha sucedido en los primeros meses de 2009).

En los parqués avisan de que se trata de un producto para profesionales que tengan tiempo y conocimientos como para dedicarse a operaciones a corto plazo o intradía.

Para el cliente que toma prestadas las acciones, la ventaja es poder contar con un mayor abanico de acciones para operar. En efecto, mientras que el cliente que ofrece las acciones tiene un perfil de un inversor de medio/largo plazo, que invierte en valores más conservadores como son Santander, BBVA o Telefónica, quien las toma prestadas se muestra más especulador y agresivo.

El producto, que cumplirá un año en el mercado el próximo mes de octubre, no ha dejado a nadie indiferente en el sector. Así, el debate suscitado por su aparición a finales del pasado año arroja varias conclusiones, resumen a este confidencial fuentes solventes del sector.

Por una parte, los detractores de esta novedad alertan sobre el riesgo existente de que alquilar acciones se convierta “en la próxima ingeniería financiera” y argumentan su advertencia recordando que en un buen número de Bolsas extranjeras se ha prohibido temporalmente la utilización de posiciones cortas para evitar posibles “movimientos masivos de especulación”.

En el otro extremo, los defensores de esta iniciativa, que reconocen el esfuerzo del último banco en llegar a España –‘nació’ a principios de este año- por ofrecer soluciones novedosas y que, como en este caso, ofrece la garantía de ser una actividad está autorizada por la CNMV y de contar con Self Bank, que como intermediario, se encarga de asegurar al inversor la recuperación de sus acciones una vez que venza la fecha límite de arrendamiento.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··