Jueves 18/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La medida de Sebastián de racionar el aire acondicionado también cae en saco roto. Los principales hoteles de Madrid hacen caso omiso

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

De la treintena de medidas lanzadas por el ministro de Industria hace un año para conseguir ahorrar energía hay más de una que ha caído en el olvido. Tras la escasa respuesta que están teniendo las que ya se conocen como ‘las bombillas de Sebastián’, muchos hacen caso relativo al ‘racionamiento’ de aire acondicionado en edificios públicos y lugares de trabajo.

Tal y como ha podido saber El Confidencial Digital, “en los principales hoteles de Madrid no se escatima con el aire acondicionado y al igual que años anteriores, a veces incluso se pasa frío”. Así lo confirman varios técnicos de mantenimiento y expertos en climatización consultados al respecto. “Es normal, los clientes están pagando por recibir un servicio y con el calor que hace en Madrid en verano cualquiera se atreve a tocar el termostato”, añaden.

De acuerdo con estas recomendaciones, “la temperatura en dichos edificios y espacios públicos no podrá bajar de 26º en verano, ni ser superior a los 21º grados en invierno”. “Lo normal es tener una temperatura ambiente de unos 22º-24º, dependiendo del número de personas y el tamaño de la sala, por ejemplo”, apunta el responsable de mantenimiento de un hotel de lujo de la capital.

Fuentes del sector hotelero recuerdan no obstante que el plan de ahorro energético de Miguel Sebastián “no tiene rango de ley, sino de recomendación, por lo que no están obligados a cumplirlo” y que tal y como se recoge en el punto nº 21 de dicho plan, “en cuanto a las medidas de ahorro energético que afectan a los edificios, destaca la limitación de la temperatura en el interior de los edificios climatizados de uso no residencial y otros espacios públicos, excluyendo los hospitales y otros centros que requieran condiciones ambientales especiales”.

Pese a no seguir los consejos de Sebastián, “sí que se están aplicando medidas para fomentar la eficiencia energética”. Así, desde el Westin Palace recuerdan que al formar parte de una cadena, todos los hoteles de la marca siguen el mismo protocolo de actuación en estos casos y que dicho plan energético, “es mucho más completo y exigente” que el propuesto por Industria.

“Prueba de ello es que nos acaban de renovar certificados específicos como el EMAS (Eco-Management and Audit Scheme, ó Reglamento Comunitario de Ecogestión y Ecoauditoría) y que además contamos con las ISO 14.001”. Una de las iniciativas más ambiciosas llevadas a cabo en este sentido es la sustitución de las bombillas del hotel por otras de bajo consumo, fruto de un contrato con Phillips. “Ya están sustituidas casi la mitad”, adelantan.

Desde el Intercontinental indican que se está llevando un control más estricto sobre los horarios de funcionamiento del aire acondicionado, aunque según reconocen fuentes cercanas a la dirección del hotel “se levanta más la mano con las temperaturas”. Desde el departamento de servicios técnicos del céntrico hotel enumeran otras medidas aplicadas para reducir el consumo de energía: cristales dobles, sistemas de control de agua y lámparas de bajo consumo, así como la sustitución de gasoil por gas, que genera una combustión más limpia.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··