Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El plante de Luis Linde (Banco de España) ante Soraya Sáenz de Santamaría por el ‘perdón’ del Gobierno a Alfredo Sáenz

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gobernador del Banco de España Luis Linde se negó a que el Ejecutivo le dejara la 'patata caliente' y la decisión definitiva sobre si permitir o no a Alfredo Sáenz continuar como consejero delegado en el Santander. Se quejó ante la propia vicepresidenta Soraya Sáenz Santamaría por el 'perdón' al ex banquero.

El Consejo de Ministros aprobó en abril un decreto por el que modificaba los requisitos de honorabilidad exigidos a los banqueros, una medida que beneficiaba al consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz, pese a su condena por delitos dolosos.

La normativa, impulsada por la Autoridad Europea Bancaria (EBA), no sólo matizaba el requisito de honorabilidad, sino que además, dejaba sometida la decisión de permitir que ejecutivos condenados como Sáenz sigan en su cargo a la discreción del Banco de España.

Pues bien. Según fuentes financieras conocedoras del proceso consultadas por ECD, Linde se plantó ante la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el subsecretario de Presidencia, Jaime Pérez Renovales -anteriormente director general de la Asesoría Jurídica del Banco Santander-, considerados los artífices del decreto sobre honorabilidad de los banqueros que allanaba la permanencia de Sáenz en su puesto.

El Gobernador no estaba dispuesto a que el Ejecutivo le comprometiera con una normativa tan permisiva, al tener que ser en último término el Banco de España quién decidiera sobre el futuro del ex banquero.

Invitarle a dimitir para no tener que destituirle

Según las fuentes consultadas, Linde, que está empeñado en dar un lavado de cara radical al organismo tras los escándalos de la etapa de Miguel Ángel Fernández Ordóñez, entendía que el ‘caso Sáenz’ suponía otro obstáculo en su objetivo.

Y el Gobernador llevó a cabo un ejercicio de autoridad al ‘invitar’ al número dos de Emilio Botín a abandonar su cargo para evitar poner en un aprieto al Banco de España, que tendría que haberlo destituido a las pocas semanas de su dimisión, que se produjo el pasado 29 de abril.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·