Miércoles 22/11/2017. Actualizado 13:37h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Telefónica, Iberia, El Corte Inglés o Leche Pascual apuestan por el ‘patrocinio sostenible’, frente a grandes eventos como la Fórmula 1

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las grandes compañías españolas han decidido apostar por el ‘patrocinio sostenible’, es decir, un patrocinio más comprometido con el medio ambiente. Un ejemplo de esta nueva forma de publicitarse se puede observar en la última ‘Volvo Oceans Race’, la vuelta al mundo de vela arrancó hace unos días en Alicante.

Varias empresas españolas han decidido apostar por este tipo de patrocinio ‘limpio’, frente a otros eventos más contaminantes como la Fórmula 1 o el motociclismo. En la ‘Volvo Oceans Race’, considerada como la regata más importante del año, varias multinacionales nacionales han querido estar presentes con dos barcos ‘made in Spain’.

Es el caso de los barcos ‘Telefónica Azul’ o ‘Telefónica Negro’, de los que el patrocinador principal es la compañía presidida por César Alierta. Otras empresas que han querido participar en el patrocinio publicitario de este barco que lucha por ser el más rápido en esta vuelta al mundo de vela son Iberia, El Corte Inglés, Leche Pascual, San Miguel o la Caja de Ahorros del Mediterráneo.

El Confidencial Digital ha podido conocer el precio aproximado de cualquiera de estos buques que partieron hace unos días del puerto de Alicante:

--Construir los barcos de esta regata, como los dos con los que Telefónica compite (el ‘Azul’ y el ‘Negro’) tienen un precio de entre 4 y 6 millones de euros.

--El equipo electrónico de cada barco cuesta unos 300.000 euros.

--Mantener un equipo completo durante toda la regata supone un desembolso de entre 30 y 80 millones de euros. Cada barco tiene entre 70 y 100 personas, incluidos los familiares de los tripulantes, que viajan con los regatistas y viven en las ciudades donde hacen escala. Incluso, existen escuelas portátiles y profesores para los más pequeños.

--Cada embarcación cuenta con 11 tripulantes. No hay límite de edad para participar en la regata (incluso hay patrones de hasta 70 años). Todos ellos son regatistas profesionales que tiene que sortear a diario unas durísimas condiciones metereológicas como aguas congeladas o fuertes vientos y tormentas.

--De hecho, a bordo de cada embarcación viaja un médico cirujano. Se barajó la posibilidad de que viajara también un periodista en cada barco para hacer diversas crónicas, pero estas condiciones hicieron imposible este extremo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·