Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La compra de Torre Picasso a FCC es sólo el principio. Amancio Ortega ha dado orden de adquirir edificios aprovechando el desplome del sector inmobiliario y que él tiene liquidez

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El grupo FCC vendió a finales de diciembre a Pontegadea, sociedad de Amancio Ortega, Torre Picasso por 400 millones. Pero el empresario textil no va a quedarse en esa adquisición. El fundador de Inditex está tanteando el mercado para aprovechar las atractivas ofertas en el sector inmobiliario y su buena liquidez.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, por fuentes empresariales, Amancio Ortega está reorganizando en los últimos meses sus negocios: busca un refugio seguro para sus inversiones.

Quiere apostar fuerte por un sector, el inmobiliario, que ofrece, en este momento, buenas ofertas. Los precios han caído más del 20% desde el inicio de la crisis y el mercado presenta atractivas ‘rebajas’, ya que muchas entidades financieras y numerosas empresas han puesto a la venta sus propiedades para sanear sus balances y obtener liquidez.

Según las fuentes consultadas, Ortega tiene en mente aprovechar su buena liquidez, producto de sus beneficios empresariales, para acometer más compras en el sector inmobilario.

Es más. Ya ha dado orden a su equipo de tantear el mercado en busca de nuevas oportunidades, especialmente en edificios de oficinas y comerciales situados estratégicamente y con buenas características para destinarlos al alquiler como inversión a largo plazo.

Experiencia en el sector inmobiliario

Su faceta de inversor en ladrillo se caracteriza por unos resultados muy calculados en operaciones que, de momento, le han sido muy rentables. La compra de Torre Picasso generará al empresario unos 30 millones de euros al año sólo en concepto de alquileres -entre sus inquilinos están CB Richard Ellis, Accenture o la consultora Ernst & Young-.

La inclusión de Amancio Ortega en el sector inmobiliario no es nueva. Vino tras la salida a Bolsa de Inditex hace diez años. Su primera compra fueron cuatro hoteles de la cadena NH en Madrid, Pamplona, Bilbao y Lérida. Hoy su cartera inmobiliaria -principalmente oficinas, locales y hoteles- está presente en Madrid, Barcelona y La Coruña.

En la capital, además de La Castellana, tiene propiedades en otras calles también muy cotizadas como en Recoletos, Ortega y Gasset, Serrano, Montalbán y Plaza de la Independencia.

Los ricos invierten ahora en ladrillo

La compra por parte de Amancio Ortega de la Torre Picasso, uno de los edificios más emblemáticos de Madrid, es una operación que se enmarca en la lista de millonarios españoles que invierten, en este momento, en ladrillo.

Ortega compró la Torre Picasso a FCC por un importe de 400 millones de euros, después de que su inmobiliaria ampliara su cartera de edificios con los históricos del Santander y otros inmuebles de oficinas en la capital de España

Junto a las rebajas que ofrecen los inmuebles, otra de las grandes razones para que las grandes fortunas refuercen sus posiciones en el ladrillo es la inestabilidad de los mercados financieros. La volatilidad de las Bolsas y la baja rentabilidad de los bonos hace que muchos ‘ricos’ eleven su exposición a la inversión inmobiliaria.

El ladrillo representa ya, a nivel europeo, la mitad de las carteras de inversión de las grandes riquezas. Y todo apunta a que seguirá jugando un papel relevante en el futuro.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·