Jueves 19/10/2017. Actualizado 14:09h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Viviendas sin vender en España: ¿Un millón o 600.000? Estadística ha iniciado un censo para aclarar la cifra exacta de casas en venta

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El stock de vivienda sin vender en España sigue siendo un misterio, y una laguna estadística que perjudica tanto al sector inmobiliario como al propio mercado. Hay planes para concretar cuál es la cifra real y de ello se está encargando el Instituto Nacional de Estadística.

Las cifras que se manejan son tan diversas que van desde las 600.000 viviendas sin vender a un millón de viviendas que no encuentran comprador, una horquilla que tiene todos los visos de ser falsa. La situación se considerar tercermundista e impropio de un país desarrollado.

Sin conocer exactamente ese dato, ni la banca, ni los agentes económicos pueden tomar decisiones racionales, han de planificar a bulto y ello dificulta enormemente dar salida a este grave problema, que tiene estrangulado al sector financiero e inmobiliario.

Las patronales del sector de construcción e inmobiliario, la CNC y el Grupo G-14 de Inmobiliarias llevan meses pidiendo que se coordinen todos los agentes implicados y todos los registros existentes para llegar a una estadística fiable.

Se tienen que poner de acuerdo el Instituto Nacional de Estadística, el ministerio de Fomento, los registros de la propiedad, los notarios y el propio sector, que son las fuentes implicadas.

El nuevo presidente del INE, Gregorio Izquierdo, se ha propuesto tener una cifra real y desagregada antes de fin de año. Ha puesto a trabajar aceleradamente a su gente para actualizar el censo de vivienda de España, con el correspondiente trabajo de campo, que es la única manera de llegar a cifra reales, o lo más aproximadas posibles.

Izquierdo quiere tener todas las cifras desagregadas en la segunda mitad de este año, de forma que el Gobierno y los agentes económicos conozcan en detalle el número de primeras residencias, las segundas residencias y las viviendas desocupadas.

A partir de ahí, una vez acotado el problema, podría darse soluciones mas coordinadas, reducir el stock con una política de precios racional, y terminar de desinflar la burbuja inmobiliaria.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·