Martes 12/12/2017. Actualizado 13:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Dos ministros anticiparon el endurecimiento a la cúpula del IBEX

El adelanto del Impuesto de Sociedades que afecta a 30.000 empresas ha venido para quedarse

De Guindos y Montoro han evitado dar garantías de que la medida soló se aplicará durante un año. Abarca a compañías con ingresos superiores a los 6 millones anuales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gobierno ha dejado la puerta abierta a prorrogar para 30.000 empresas el pago adelantado del impuesto de Sociedades. Rajoy ordenó a los ministros Luis de Guindos y Cristóbal Montoro que sondearan la modificación anunciada esta semana con la cúpula empresarial. Y no les han garantizado que la medida sea solo para el próximo ejercicio.

Luis de Guindos y Mariano Rajoy. Luis de Guindos y Mariano Rajoy.

La idea del Gobierno es que las empresas estén obligadas a abonar un mínimo en cada uno de los tres pagos anuales. Hasta ahora, los realizan de forma fraccionada, en abril, octubre y diciembre, y suponen un adelanto de la liquidación del impuesto que se presenta en julio del ejercicio siguiente.

En la práctica, Hacienda defiende que la modificación que acaba de plantear obliga a las empresas a adelantar el pago de Sociedades para financiar y asegurar el cumplimiento del déficit del Estado en 2017. Pero los grandes empresarios se muestran inquietos en privado con los planes anunciados por el Gobierno.

Defienden que no es una subida fiscal...

Conscientes del enfado empresarial que la medida iba a provocar, según ha sabido El Confidencial Digital por fuentes conocedoras del encuentro, De Guindos y Montoro adelantaron los cambios a un selecto grupo de altos ejecutivos de destacadas empresas del país, muchas de ellas del IBEX 35.

Les insistieron en que esta medida no era, en ningún caso, un incremento fiscal. Un mismo mensaje que quiso recalcar este miércoles Rajoy tras reunirse con Pedro Sánchez, después de que la oposición en bloque le acusara de incumplir la promesa electoral del 26-J de bajar los impuestos en la próxima legislatura.

… pero tendrá efecto si se alarga en el tiempo

Pero los directivos sondeados discreparon del análisis de la cúpula económica del Ejecutivo. Les reprocharon que la modificación sí tiene un efecto sobre la tesorería de las empresas. El Gobierno les reclama un esfuerzo fiscal de 6.000 millones en 2017, un dinero que deja de estar en el bolsillo de las compañías para pasar a formar parte de la caja de Hacienda. “Se obliga por ley al sector privado a dar liquidez al sector público”, protestaron.

Destacaron un dato más. En un año las empresas habrán pagado los mismos impuestos que antes de la reforma. Entonces, lo único que habrán hecho es adelantar los ingresos. Pero advirtieron que si el pago fraccionado mínimo se extiende a 2018 y años posteriores, el efecto sí equivaldrá a un incremento impositivo.

No tienen garantías de que será solo por un año

En 2012, cuando las arcas públicas atravesaban una dura sequía de ingresos, el Gobierno ya acordó establecer un tipo mínimo que debían abonar las grandes empresas en los pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades.

Las empresas no se fían ahora del Gobierno. Recuerdan que la medida, que entonces también fue presentada como temporal, se extendió después durante cinco años. La eliminación en este ejercicio se ha traducido en una caída de la recaudación en Sociedades entre enero y mayo de 1.434 millones. Y de ahí su enorme recelo de cara a los próximos ejercicios.

Según las fuentes consultadas, ningún miembro de la cúpula económica del Gobierno ha dado garantías a las compañías, por el momento, de que la medida solo se aplicará durante el próximo ejercicio, aunque es lo que el Ejecutivo ha dado a entender al detallar la modificación. Tampoco lo hicieron los altos cargos económicos en esos contactos.

Pero en las grandes empresas no pasan por tanto que el problema es que, sí en 2018 se devuelven esos 6.000 millones adelantados, quedará de nuevo mermada la recaudación en ese año, salvo que se produzca una compensación de los ingresos a través de otros impuestos.

Esta es la razón fundamental que les conduce a dar por hecho que el adelanto del dinero del impuesto de Sociedades se prolongará en el tiempo. Están convencidas de que el Gobierno fía esta medida a la recuperación de la economía y a conseguir ingresos por otras vías. “Por eso, ahora no se atreven a mojarse en un horizonte temporal”, se queja un alto ejecutivo de una destacada firma del IBEX.

El adelanto en Sociedades afecta a 30.000 empresas

Las compañías afectadas por las medidas en los pagos en Sociedades son unas 30.000 del total de 1,4 millones de declarantes, que tienen ingresos superiores a seis millones y de las que se obtiene el 86% de la recaudación, según datos de la Memoria de la Agencia Tributaria.

Según cálculos del Colegio de Economistas, una empresa que facture 100 millones pasará de pagar 1,32 millones en anticipos a 1,75.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··