Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

¿Qué ha sido de los apagones?: Las eléctricas ‘se han puesto las pilas’ para evitar las averías en el suministro durante el verano

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En lo que llevamos de verano no ha habido ni un sólo apagón de relevancia como el que dejó sin luz a Barcelona durante tres días en 2007. Las eléctricas han invertido en el primer semestre de 2008 miles de millones de euros para inspeccionar y mejorar las líneas de distribución.

En julio de 2007 un apagón dejó sin luz eléctrica a gran parte de la provincia de Barcelona. Se tardó tres días en subsanar la avería y provocó las quejas de los consumidores que exigían el pago de indemnizaciones por los perjuicios ocasionados del apagón.

En lo que llevamos de verano de 2008 no ha habido apagones de tal envergadura. “Sí que ha habido algún corte de suministro, pero sólo ha afectado a zonas reducidas y se ha arreglado en muy poco tiempo”, asegura un portavoz oficial de la empresa de transporte energético Red Eléctrica a El Confidencial Digital.

Red Eléctrica de España controla 34.000 kilómetros de líneas de alta tensión. Este año ha superado el record de su inversión con un gasto en infraestructuras y mantenimiento de sus torres de 1.600 millones de euros. En los planes aprobados por la empresa se espera que la inversión continúe aumentando en los próximos años.

Desde Endesa se asegura a ECD que sus líneas “han sido revisadas y reparadas durante el primer semestre de 2008, suponiendo este proyecto un coste de 1.035 millones de euros” para la empresa que dirige José Manuel Entrecanales. La mayoría de ese dinero ha sido destinado a las redes en Andalucía y Cataluña, las más propensas a sufrir sobrecargas.

El plan de seguridad de cara al verano que Iberdrola ha puesto en marcha en 2008 ha consistido en la revisión ordinaria de 25.000 kilómetros de líneas y otra exhaustiva de 17.000 kilómetros. Además, ha analizado por infrarrojos cerca de 6.000 kilómetros y ha podado árboles que podían contactar con las líneas en 18.000 kilómetros.

Los expertos de diversas compañías eléctricas aseguran a este confidencial que los contratiempos de otros años se debían a un “problema estructural, a un diseño de las líneas que se había quedado obsoleto para los tiempos que corren”. En la actualidad, el sistema es “robusto”, afirman las mismas fuentes.

Las zonas más afectadas por las interrupciones del servicio eléctrico en verano son las áreas costeras, especialmente las del Mediterráneo. En la temporada estival, estas zonas pueden llegar a multiplicar su población, y por tanto, su consumo energético.

A este aumento de población hay que sumarle la puesta en marcha de varias líneas de AVE y desaladoras marinas, infraestructuras que se caracterizan por su enorme demanda de energía eléctrica.

El principal problema con el que cuentan las empresas de distribución y transporte de energía eléctrica es la instalación de nuevas líneas. Todas las compañías coinciden en que la oposición social al emplazamiento de torres de alta tensión ha paralizado numerosos proyectos.

Bruselas ya aseguró a principios de verano que no temía apagones en España “a pesar de que se puedan dar condiciones meteorológicas severas”. Sin embargo, sí avisaba a Francia, Polonia y República Checa de que sus líneas son propensas a fallos estivales.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·