Viernes 19/01/2018. Actualizado 13:41h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Las pymes y autónomos tendrán que presentar a Hacienda su libro de registro de facturas cada tres meses para aplazar la liquidación del IVA

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hacienda inspeccionará cada tres meses el libro de registro de facturas de las pymes y autónomos que quieran pagar el IVA después de cobrar por sus trabajos. Tendrá, de esta manera, la información de las facturas emitidas y recibidas de cada empresa en cada trimestre y excluirá de la iniciativa a aquellas en las que se detecte fraude en el IVA o a las morosas con la Administración.

El Gobierno permitirá que las pymes y autónomos no paguen el IVA a Hacienda hasta que cobren la factura a partir de enero de 2014. Esta iniciativa está destinada a los pequeños empresarios y autónomos que facturen menos de dos millones de euros al año. Se calcula que se podrán beneficiar 1,3 millones de autónomos y más de un millón de pymes.

Esta iniciativa, cuyos detalles se adelantaron en estas páginas, supone un alivio para los pequeños empresarios porque la morosidad de las administraciones públicas se ha disparado en los últimos años y es frecuente que los proveedores tengan que liquidar el IVA a Hacienda sin haber cobrado la factura, lo que supone una importante merma en su tesorería.

Pues bien. Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes empresariales, el Ejecutivo no va a poner fácil a las pequeñas y medianas empresas y autónomos la posibilidad de pagar el IVA después de cobrar las facturas.

Será importante tener en cuenta la letra pequeña. Y, sobre todo, cumplir varios requisitos: si se detectan irregularidades en su facturación o no se está al corriente de pagos con la Administración quedarán automáticamente excluidas de este programa.

Inspección del libro de registro de facturas cada tres meses

Según las fuentes del Gobierno a las que ha tenido acceso ECD, la principal de las exigencias será la revisión cada tres meses por parte de Hacienda del libro de registro de facturas. Tendrá, de esta manera, la información de las facturas emitidas y recibidas de cada empresa en cada trimestre.

Pretende tenerla en su poder sin necesidad de tener que solicitarla formalmente para poder ser tratada por los procesos informáticos de la Agencia Tributaria y detectar irregularidades. Hasta ahora, Hacienda sólo obliga a presentar el libro de registro de facturas en caso de que la empresa sea requerida a ello.

Se busca, con estos controles, certificar que las compañías y autónomos que se acogen a esta iniciativa no cometen fraude en el IVA.

Otro de los objetivos que se persigue revisando su facturación es comprobar si se trata de compañías morosas, en cuyo caso tampoco se les permitirá aplazar la liquidación del IVA hasta cobrar por los trabajos o servicios prestados.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··