Lunes 22/01/2018. Actualizado 14:27h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Los bancos quieren hacerse con el dinero de los seis millones de parados

Les ofrecen: cuentas sin comisiones, tarjetas de crédito gratis, descuentos en compras y gasolineras. Los desempleados representan el 26% de la población

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

España cuenta con casi seis millones de parados. Los bancos no son ajenos a esta circunstancia y han detectado en este colectivo una importante oportunidad de negocio. Diseñan ya fórmulas para captar fondos y clientes entre este segmento.

Los parados se han convertido ahora en el objetivo de los bancos. Los parados se han convertido ahora en el objetivo de los bancos.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes financieras, la banca va a reforzar su lucha por captar nuevos ahorros.

La necesidad de las entidades por conseguir pasivo va a acrecentar en los próximos meses la batalla por nuevos clientes que domicilien a largo plazo sus ingresos mensuales.

A la captación de nóminas y pensiones, intentarán sumar ahora diversas fórmulas y promociones para hacerse también con el mayor número posible de subsidios por desempleo.

Atractivas ofertas para domiciliar el paro

Según las fuentes consultadas, estas son algunas de las ofertas que la banca está perfilando para atraer la domiciliación de la prestación del paro:

Ofrecen transferen- cias gratis dentro de la Unión Europea


– Cuentas sin comisiones.

– Tarjetas de crédito y débito gratuitas.

– Descuentos en compras y gasolineras.

– Sin exigencia de una permanencia mínima.

– Retirada de efectivo sin comisiones desde cualquier cajero del mundo.

– Transferencias gratis dentro de la Unión Europea.

Adiós a los televisores, los iPads y los portátiles

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD explican que, a cambio de las anteriores promociones, los bancos van a cerrar el grifo a los regalos en especie a cambio del dinero de los clientes.

Los obsequios en forma del último aparato tecnológico de moda han sido durante los últimos años el mejor gancho para atraer las nóminas y pensiones de los ciudadanos.

Generalmente, estas ofertas obligaban a firmar una permanencia en la entidad de entre uno y tres años a cambio de abrir un depósito, domiciliar la nómina o invertir en un fondo de inversión.

Pero ahora se han propuesto aplicar un cambio profundo a esta política, obligados sobre todo por sus castigados balances debido a la crisis económica.

La factura de la recesión no permite demasiados despilfarros a las entidades y ahora que los bancos se preparan para actualizar sus ofertas comerciales de cara al final de año, han decidido enterrar definitivamente la práctica de repartir regalos para crecer.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··