Lunes 18/06/2018. Actualizado 08:57h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Más de 1,5 millones de afectados

Los bancos no cobrarán (de momento) a los clientes los 4.000 millones por los impuestos a las hipotecas

Han tomado nota del varapalo de las cláusulas suelo y esperarán a que el Tribunal de Justicia de la UE dicte sentencia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Tribunal Supremo acaba de dictaminar que son los clientes quienes deben pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y Actos Jurídicos Documentados (AJD) en la constitución de hipotecas. Pero los bancos van a esperar a obligar a los clientes a cargar con los gastos derivados de la firma de un préstamo para la compra de vivienda.

Firma de una hipoteca. Firma de una hipoteca.

Así, el Supremo ha puesto fin a la polémica que se había generado desde su sentencia de 23 de diciembre de 2015, que declaraba nulas las cláusulas que obligaban al consumidor a asumir el grueso de los gastos de la suscripción de una hipoteca.

Ha dictaminado que el prestatario del dinero es el responsable del pago del ITP y AJD, unos impuestos que suponen entre el 60 y 70% de los gastos totales de escritura del inmueble. A modo de ejemplo, en una hipoteca de 150.000 euros, la cantidad supera los 3.500 euros.

El porcentaje restante hasta completar la totalidad de ese desembolso se refiere a los gastos de gestoría, notaría, tasación... Suman alrededor de otros 1.665 euros. Sobre ellos, el Alto Tribunal aún no se ha pronunciado. Hay más de 1,5 millones de hipotecados afectados en España.

El Supremo da la razón a los bancos...

En principio, con este fallo sobre la mesa, siempre que los consumidores vayan a solicitar una hipoteca, tendrán la obligación de pagar los impuestos, al ser titulares de la misma, aunque por el timbre de los documentos notariales, la tasa corresponde a la matriz, que se abonará “por partes iguales” entre el cliente y el banco.

El Supremo ha dado así la razón a los bancos, aunque viendo siendo práctica habitual que los hipotecados paguen los impuestos relacionados con la constitución de las hipotecas, a cambio de la mejora de otras condiciones del préstamo.

… pero esperarán a cobrar los impuestos

Sin embargo, según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes financieras conocedoras del proceso, las entidades bancarias van esperar al pronunciamiento del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) para comenzar a obligar a los clientes a que carguen con los impuestos a las hipotecas.

En una hipoteca media (150.000 euros) el conjunto de gastos puede ascender a unos 5.335 euros. Se incluyen 314,6 euros en gastos de gestoría, 443 euros de registro, 978 euros de notaría y los 3.500 euros por los impuestos, el concepto más relevante.

Aprenden del varapalo de las cláusulas suelo

En los bancos recuerdan que el tribunal europeo falló en 2016 en contra del criterio establecido por el Supremo en 2015, en lo referente a la retroactividad de la devolución de lo cobrado de más por las cláusulas suelo.

“En el caso de las cláusulas suelo, las entidades bancarias celebramos mucho aquella sentencia y luego tuvimos que asumir la de 21 de diciembre de 2016, en la que el TJUE echó abajo la del Alto Tribunal”, admiten a ECD en una de las entidades que se vio más afectada por el proceso posterior de devoluciones millonarias.

Hasta ahora, además, la mayoría de juzgados de primera instancia y Audiencias Provinciales han mantenido un criterio distinto al establecido hace unos días por el Supremo. “Un escenario que pone en evidencia que existe materia de debate como para no considerar el asunto como definitivamente cerrado en favor de los bancos”, explican.

Un montante superior a los 4.000 millones

También tienen en cuenta que la factura para los bancos podría acabar siendo superior a la que han tenido que asumir por las cláusulas suelo.

Las peticiones de devolución han supuesto el desembolso de cerca de 1.800 millones de euros para las entidades. Una cifra que se ha visto finalmente rebajada desde los 5.000 millones iniciales, fruto de los acuerdos entre las partes al margen de los tribunales.

Sin embargo, en el caso de los impuestos a las hipotecas, algunas cálculos del sector elevan a 4.000 millones el impacto para los bancos, en caso de tener que reembolsar esos conceptos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

¡Elecciones generales ya!

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··