Miércoles 22/11/2017. Actualizado 13:37h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Encuentran problemas para facturar

Los contadores de la luz inteligentes están volviendo locas a las eléctricas

Reciben alertas de manipulación pero encuentran problemas para acusar a los titulares porque los aparatos están al alcance de cualquier vecino

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los nuevos contadores de la luz inteligentes están dando algún que otro dolor de cabeza a las eléctricas. A pesar de que han conseguido tener un mayor control de los fraudes, a través de su sofisticado sistema de alertas, también se han encontrado con problemas con determinados clientes a la hora de reclamar la deuda pendiente.

Instalación de un contador de la luz inteligente. Instalación de un contador de la luz inteligente.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes del sector, las eléctricas (Iberdrola, Endesa y Gas Natural) están enviando cartas a sus clientes cuando detectan alguna anomalía en su contador de la luz para informarles de que no es posible facturar la energía consumida en ese punto de suministro.

Los nuevos contadores inteligentes detectan con mayor facilidad que los tradicionales la manipulación de los aparatos porque envían información casi al segundo y con cualquier incidencia hacen saltar una alerta.

Pero este paso de gigante en la lucha contra el fraude ha generado otro problema. Ahora, según explican desde una eléctrica, las compañías se encuentran después con el obstáculo de que no pueden acusar al titular del suministro de estar cometiendo una irregularidad, y reclamarle la cantidad correspondiente. El motivo es que el cliente se enroca en que él no ha manipulado nada.

Explican que ante esta situación no pueden ir contra los consumidores porque cualquier vecino puede trastocar las lecturas del contador sin que el cliente señalado se percate. Incluso, muchos afirman incluso ante una reclamación de la compañía que no conocen donde se encuentra el aparato.

Como máximo, explican, la eléctrica puede reclamar la facturación de un año antes. Pero los consumidores también se pueden defender para rebajar la cantidad solicitada por la eléctrica si justifican que llevan menos de ese tiempo ocupando esa vivienda.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·