Jueves 24/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

450 altos directivos se pronuncian sobre la crisis: el segundo semestre de 2010 será ‘desastroso’, ahora toca recorte de costes y no de plantillas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pese a que los datos económicos de los primeros meses de 2010 animan al optimismo, no han sido más que un espejismo. Así lo creen los 450 directivos consultados para la encuesta semestral que realiza en España uno de las principales despachos de consultoría. Eso sí, se descarta el aumento de Expedientes de Regulación de Empleo.

La segunda edición en 2010 del Informe Perspectivas, elaborado por la consultora KPMG España, recoge las opiniones de 450 directivos de empresas españolas sobre el estado de la economía, realizadas durante los últimos tres meses, y presenta sus expectativas para el último semestre de 2010.

La primera oleada de la encuesta de 2010 mostraba una clara mejoría en cuanto a la percepción de estos directivos sobre la economía española, motivada en cierta medida por un aumento del PIB de 0,5 puntos respecto a 2009.

Sin embargo, la ‘explosión’ de la crisis griega –y su posible ‘efecto contagio’ en España-, la bajada del rating de la deuda española, o el aumento del déficit y del desempleo, han sido factores determinantes para unos resultados poco halagüeños de cara al final de 2010. En definitiva, peor incluso que en 2009.

Estos son algunos de los principales aspectos destacados por este informe:

-- Aumenta el pesimismo. El 87 por ciento de los altos directivos consultados entre mayo y junio de este año consideraron “malo o muy malo” el estado de la economía. De los consultados tres meses antes, en febrero, menos de la mitad –un 48 por ciento- aseguraban que el escenario actual era “malo o muy malo”.

En febrero, el 14 por ciento creía que la situación presentaba evidentes síntomas de mejora. Entre los encuestados en junio, este índice desciende al 1 por ciento. En definitiva, la gran mayoría de directivos creen que el 2010 terminará de una manera similar a la que lo hizo 2009.

-- Descenso de EREs

Según las conclusiones recogidas por KPMG España, el 71 por ciento de los directivos encuestados -320 de 450- pondrán en marcha, en los siguientes meses, medidas de ajuste para finalizar el año con beneficios o, al menos, con las menores pérdidas posibles. A finales de 2009, sólo 225 directivos apostaban por cambios en sus empresas para superar las dificultades.

El cambio, sin embargo, es positivo para el empleo ya que en 2009 el ajuste más ejecutado era la reducción de plantilla mediante la presentación de un Expediente de Regulación de Empleo. Ahora, la apuesta de recortes se dirige a los costes de producción, táctica respaldada por el 46 por ciento de los consultados.

Los sectores más afectados por los cambios serán el inmobiliario, construcción y turismo, mientras que las que se salvarán’ será las de los sectores químico y de distribución.

Antes calidad, ahora servicio

Uno de los aspectos de la economía que más preocupa a los directivos es el comportamiento de los consumidores y los factores que les afectan. El precio del producto resulta determinante tanto a principios como a mediados de 2010 –un 56 y un 50 por ciento respectivamente-.

Sin embargo, el cambio más significativo en la segunda oleada 2010 de la encuesta de KPMG se refiere a la calidad: Los directivos creen que los consumidores han dejado de buscar tanto la calidad para fijarse más en el servicio que ofrece la firma. Esto, junto a la confianza en la marca, resultará fundamental para posicionar sus productos en el mercado.

Financiero y Transportes, los peores

La confianza en la mejora de la economía varía según sectores. El dato positivo es los directivos de la mayoría de sectores creen que ha mejorado la situación de su ámbito profesional en los últimos meses, exceptuando a los del sector Financiero y del Transporte, donde aumenta el pesimismo.

Se dan algunos descensos pronunciados del pesimismo, como por ejemplo en el sector de consumo donde del 79 por ciento al 14. El sector servicios pasa de un 87 por ciento a un 15, mientras que el de I+D+i desciende del 90 al 25 por ciento.

Por otra parte, la totalidad de los directivos de compañías dedicadas a las infraestructuras aseguran que el estado de su sector continúa siendo igual de “malo o muy malo”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··