Jueves 22/02/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Se celebró para protestar contra las cargas policiales en el referéndum

El truco de directores y profesores catalanes para que no les recorten el sueldo por la huelga del 3-O

Responsables de centros han recomendado al personal que rellenen un impreso justificando que han recuperado las horas perdidas, aunque no lo hayan hecho

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Dos días después del referéndum ilegal de independencia celebrado en Cataluña el 1 de octubre, los secesionistas celebraron una huelga general el martes 3 para protestar contra las cargas policiales en los colegios pero sobre todo para aumentar la presión contra el Estado. La Generalitat, que todavía estaba presidida por Carles Puigdemont, fomentó que sus funcionarios participaran en lo que llamaron una “aturada de país”.

Manifestación en la huelga en Cataluña el 3 de octubre. Manifestación en la huelga en Cataluña el 3 de octubre.

Los distintos departamentos del Govern informaron a sus empleados y funcionarios que dejar el puesto de trabajo para participar en este paro no supondría ningún perjuicio para ellos: concretamente, que al contrario de lo que pasa en cualquier huelga, no se les descontaría de su sueldo las horas que dejaran de trabajar.

“Hoy no es un día de huelga, sino de paro nacional”, señaló la consejera Dolors Bassa. Y es que el gobierno de Puigdemont trató de facilitar la participación de los funcionarios en este paro.

Sin embargo, el mismo día el Ministerio de Hacienda y Función Pública desmintió a la Generalitat. Como el Estado ya controlaba semanalmente las cuentas de la Generalitat, anunció que por supuesto que descontaría del salario de los funcionarios las horas que hubieran perdido al secundar el paro, como se hace en cualquier huelga.

Tenían que recuperar las horas perdidas

La solución acordaba fue que los funcionarios que hubieran secundado la “aturada de país” independentista del 3 de octubre recuperaran las horas perdidas en las semanas y meses próximos. Así podrían evitar que se les recortara esa parte del sueldo.

El Ministerio de Hacienda y la Generalitat acordaron un plazo de cuatro meses para recuperar el tiempo de ausencia total o parcial, quedándose a trabajar más horas una vez acabada la jornada diaria habitual.

Esto ha provocado situaciones peculiares, según relatan a El Confidencial Digital desde el sindicato de profesores Acció per a la Millora de l’Ensenyament Secundari (AMES), en el caso de directores y profesores de institutos públicos de Cataluña.

Y es que han tenido constancia de que en un buen número de centros educativos se está recurriendo a trucos para evitar “perjuicios” tanto para los profesores como para los directores que secundaron la huelga independentista del 3-O.

Antes de este 30 de enero, los profesores tenían que rellenar un impreso justificando que ya habían recuperado las siete horas y media perdidas al no haber trabajado el 3 de octubre. Eso en el caso de que hubieran hecho huelga pero creyendo que no les descontarían esas horas del sueldo, y quisieran recuperarlas.

El truco reside en que, de acuerdo con los testimonios recabados por el sindicato AMES de institutos de Cataluña, muchos directores están animando a sus profesores a rellenar estos impresos detallando que han recuperado las horas a través de preparación de clases, correcciones de exámenes... pese a que en muchos casos no lo hayan hecho.

El motivo es que así los profesores no notarán perjuicio en su sueldo, y los directores pretenden evitar responsabilidades. Y es que otra posibilidad que tienen los profesores que no secundaron la huelga es señalar que no trabajaron porque su instituto estaba cerrado por orden del director.

El peligro de ser descubiertos

Eso situaría a estos directores de centros públicos en una situación difícil, ya que no tienen amparo para haber decidido por su cuenta echar el cierre al instituto el 3 de octubre para favorecer la huelga independentista, pero negando el derecho a ir a trabajar a los profesores que no quisieran apoyar la “aturada de país”.

Desde AMES denuncian estos casos de impresos en los que profesores incitados por los directores aseguran que han recuperado las siete horas y media de trabajo del 3-O, sin realmente haber realizado esas horas extra posteriormente.

Otros sindicatos ya han avisado del peligro de que este truco sea descubierto por el Ministerio de Hacienda. La Associació de Directius de l’Educació Pública de Catalunya informó antes de esa fecha límite del 30 de enero de que “los escritos de los directores de los centros públicos, como autoridad pública, tienen presunción de veracidad, han de estar motivados y han de referir escupulosamente la realidad. Enviar un certificado en el que se dice que se han recuperado unas horas que no hayan sido recuperadas realmente sería un acto de transcendencia jurídica y posibles consecuencias administrativas o, incluso, penales”.

Por eso AMES recomendó a los profesores rellenar los impresos, si fuera el caso, señalando que ellos no querían hacer huelga, pero que su instituto permaneció cerrado y por eso no pudieron trabajar aquella jornada.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··