Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El sector turístico no quiere elecciones anticipadas: cree que afectará a la estabilidad política y perjudicara sus expectativas del año y la creación de 10.000 puestos de trabajo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El sector turístico es optimista, porque este año crecerá un 2,2%. Sin embargo, le preocupa la inestabilidad política, y en concreto la posibilidad de un adelanto electoral que, junto con los cambios producidos en las autonomías, pueden perjudicar esas buenas perspectivas.

El turismo, primer sector y primer exportador español, con un millón y medio de empleos y el 10,2% del PIB,  tendrá un año mucho  mejor de lo esperado, con un aumento de su PIB  sectorial  entre el 2,2 y el 2,5%, tres veces el PIB nacional. Van a crear diez mil empleos.

La patronal Exceltur calcula que el año va a ser el mejor desde la crisis, no por la demanda nacional, que sigue parada, sino sobre todo gracias al turismo extranjero. Sin embargo, según fuentes del sector, los empresarios tienen serios temores por la marcha del país y los problemas para la paz social.

Su preocupación ahora es que, puesto que no pueden esperar gran cosa de la recuperación económica, no se provoquen nuevas incertidumbres políticas. En concreto, los empresarios turísticos consideran que les perjudicarían unas elecciones anticipadas, porque “paralizan el país, se frena la gestión pública y las decisiones de inversión. Está más que comprobado”, comentan.

También exigen que los nuevos gobiernos  autonómicos tomen cuanto antes protagonismo en el turismo, de modo que sean más activos, puesto que es una materia de su competencia. Deben crear consejerías de Turismo e implicarse a fondo, porque se trata de uno los pocos sectores capaz de tirar de la economía y de crear empleo.

Y, puestos a pedir, los empresarios turísticos quieren en esas consejerías gente implicada y solvente, profesionales que sepan de qué va el negocio. Los patronos subrayan que “este sector es transversal. Afecta a muchos otros y, si da signos de recuperación, tienen que aprovecharlo las administraciones”. No piden dinero, reclaman iniciativa y menos burocracia a  los nuevos gobiernos autonómicos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·