Sábado 16/12/2017. Actualizado 11:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Una eléctrica, una funeraria y un fabricante de tripas para embutidos, las únicas cotizadas españolas que han sido rentables en lo que va de año: la Bolsa ha perdido un 16%

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En el primer trimestre de 2009, la rentabilidad de la bolsa española ha sido del -16%. Únicamente tres cotizadas, Funespaña, Unión Fenosa y Viscofán, se ‘salvan de la quema’ y han sido rentables para sus accionistas en lo que va de año.

Una funeraria, una eléctrica y un fabricante de tripas para chorizos y embutidos, las únicas empresas que cotizan en la bolsa española que han sido rentables para sus accionistas. Así lo recoge el último informe elaborado por los investigadores del IESE, Pablo Fernández y Vicente J. Bermejo, sobre la rentabilidad de 136 empresas españolas en 2008 y el primer trimestre de 2009.

Los expertos en finanzas recuerdan que, el año pasado, la rentabilidad de la bolsa nacional fue de -40% y que, durante el período de tiempo que analiza este documento, las 136 empresas destruyeron valor para sus accionistas por importe de 94.000 millones de euros.

Durante los tres primeros meses del año, Bankinter fue la cotizada que más valor creó para sus accionistas: 651 millones de euros. El contrapunto lo ofrece el Santander, que destruyó valor para sus inversores por una cuantía de 13.012 millones de euros. En cuanto a rentabilidad, destaca Jazztel, que ofrece un 69,4%, mientras que Reyal Urbis ha sido 60,7 veces menos rentable para sus suscriptores.

La rentabilidad media en el primer trimestre de 2009 ha sido fue -10,6% (la media ponderada por capitalización fue -16,5%). Fernández y Bermejo llaman la atención sobre la “tremenda volatilidad” registrado en los parqués en 2008. El cociente entre la cotización máxima y la cotización mínima de 2008 fue superior a 2,5 en 57 empresas y superior a 2 en 92 empresas.

La volatilidad no es mala, de hecho ha ofrecido y ofrece muchas posibilidades atractivas de inversión y ahorro”, indican los investigadores del IESE.

Entre las conclusiones que arroja este análisis, destaca “un hecho preocupante”, consecuencia de la “institucionalización de la mentira y de no exigir responsabilidades a los mentirosos”: la pérdida de credibilidad y el aumento de la rentabilidad adicional que los inversores internacionales exigen a los bonos del Estado español con respecto a los emitidos por el Estado alemán.

Este diferencial fue prácticamente cero en 2003-2006, aumentó sustancialmente en 2007 y 2008 y sigue siendo muy grande en 2009, recuerdan. Es una de las consecuencias de la institucionalización de la mentira y de no exigir responsabilidades a los mentirosos y a los malos gestores.

Por otra parte, tanto Fernández como Bermejo apuntan que esta crisis no la ha provocado un meteorito caído en la Península Ibérica, sino que es la consecuencia de muchas decisiones tomadas por directivos y consejeros de instituciones financieras y empresas, y de la pasividad y de las mentiras de algunos reguladores, auditores y políticos.

Para recuperar la credibilidad y restablecer la confianza de consumidores e inversores (de dentro y de fuera de nuestras fronteras), aseguran que es preciso y urgente que los responsables asuman sus responsabilidades: despido, devolución de retribuciones, multas, cárcel… según los casos, matizan.

Se superará cuando el sentido común, la asunción de responsabilidades, el trabajo bien hecho, la competencia profesional y la veracidad vuelvan a ser la tónica dominante en la sociedad”, adelantan.

Entretanto, “con serenidad, sentido común y competencia profesional se pueden aprovechar oportunidades que ofrecen diversos mercados” afirman los responsables de este estudio.

Eso sí, resumen, “trabajando al margen de lo que dicen algunos clarividentes, mentirosos o incompetentes, versión moderna de los vendedores de crecepelo en el Oeste”.  

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·