Domingo 19/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Endesa es la compañía más afectada

Las eléctricas deberán devolver más de 100 millones a 30.000 grandes clientes

Hospitales, centros comerciales... disponen de una segunda red de emergencia y han pagado por ese suministro complementario en concepto de “término de potencia”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las eléctricas se enfrentan ahora a devoluciones millonarias a hospitales, colegios, centros comerciales... a los que han cobrado de más en concepto de “término de potencia” de los suministros complementarios. Unos litigios con grandes clientes que van camino de convertirse en un nuevo quebradero de cabeza para las compañías.


Contadores de la luz. Contadores de la luz.

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes de algunos de los afectados, las eléctricas no han procedido, en un número significativo de casos, a la devolución de las bonificaciones que les correspondían en el recibo eléctrico.

Afecta a hospitales, centros comerciales, colegios...

Se trata de usuarios que, además de contar con un punto de suministro principal, disponen de otra red para seguir funcionando cuando se registran cortes de luz.

Así las cosas, si hay un fallo en el suministro general, estos lugares de concurrencia pública pueden seguir funcionando con su propio suministro y no se quedan sin luz. Esta conexión eléctrica alternativa casi nunca se usa pero se mantiene por seguridad.

Los locales de espectáculos y actividades recreativas, cualquiera que sea su ocupación. También los lugares de reunión, trabajo y usos sanitarios con una ocupación prevista de más de 300 personas, deben disponer de un suministro complementario.

Es decir, entre los afectados se encuentran hospitales, colegios, pero también cines, teatros o centros comerciales de toda España. En el sector se cuantifica esta problemática en alrededor de 30.000 grandes clientes.

Los suministros complementarios -que las compañías conocen como suministro de socorro- se tratan como suministros independientes. De esta manera, se factura al cliente únicamente el 50% del “término de potencia” y se le bonifica la otra mitad. El argumento es que no hay que usarlo todos los días y que no se paga en su totalidad.

Las eléctricas echan la culpa a las distribuidoras

Por su parte, las eléctricas defienden que la distribuidora es la que debe notificarle que existe un punto de este tipo al darlo de alta.

En el momento que se comunica la presencia de ese suministro complementario, automáticamente se le comienza a aplicar la bonificación. En las compañías reconocen casos en los que la distribuidora no ha notificado estos puntos de suministro de socorro.

Fuentes de Iberdrola aseguran que, en su caso, el 100% de los suministros de socorro identificados cuentan con esas bonificaciones.

Las devoluciones se calculan en más de 100 millones

Ante esta problemática, las eléctricas se enfrentan ahora a un aluvión de demandas por las cantidades indebidamente cobradas.

Unas devoluciones que, una vez obligadas por los jueces si ambas partes deciden dilucidarlas en los tribunales, las empresas deberán efectuar en la primera facturación siguiente, sin que pueda producirse fraccionamiento de los importes a reintegrar.

Fuentes del sector cuantifican este montante en alrededor de 100 millones de euros para el conjunto de las compañías.

Además, se aplicará a las cantidades adelantadas el interés legal del dinero vigente en el momento de la refacturación.

Los despachos especializados preparan las reclamaciones

Los despachos de abogados han comenzado a preparar las reclamaciones y están contactando con potenciales afectados.

Es el caso de Holtrop, bufete especializado en energías renovables, que ha desarrollado la plataforma Equanimity Litigation. Es una idea con la que busca que todo tipo de afectados por problemas con las eléctricas puedan participar en litigios en favor de causas justas y obtener una rentabilidad a cambio.

Destacan que los tribunales están dando la razón en muchas ocasiones a los conflictos contra las eléctricas por abusos cometidos en el pasado y por tanto litigar ahora tiene “alta probabilidad de éxito, lo que hace posible ofrecer un atractivo rendimiento al ciudadano que quiere apoyar a otro ciudadano en la llevanza de su litigio”, explican en el despacho.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·