Miércoles 13/12/2017. Actualizado 13:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Las gestorías se encuentran colapsadas

Los españoles tendrán graves problemas para cobrar en julio la rebaja del IRPF

El Gobierno no ha aprobado el decreto que regula la aplicación de los nuevos tipos y se precisan de 15 a 20 días para actualizar los programas informáticos de nóminas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El adelanto de la rebaja del IRPF al 1 de julio, anunciado por Mariano Rajoy, posiblemente no pueda aplicarse en la nómina de este mes, por problemas de plazos. Tendrá que quedar para agosto. Pero, además, está provocando estos días un “enorme desconcierto” en las gestorías de toda España, incluyendo colapsos y dificultades de adaptación.

La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro.

Según ha sabido El Confidencial Digital, a través de fuentes del Consejo General de Gestores Administrativos, empresas y gestorías de todo el país se encuentran todavía a la espera de que el Gobierno aclare cómo se aplicará esta rebaja del IRPF, anunciada a mitad de año y que les obligará a rehacer las nóminas de julio de todos los asalariados.

Riesgo de no poder aplicarlo en julio

“Esperábamos que el decreto se aprobara el viernes, 3 de julio, en el Consejo de Ministros de ese día, y se publicara el 4 en el Boletín Oficial del Estado, pero lo han retrasado hasta el consejo del 10 de julio”, se queja un alto cargo del Colegio de Gestores Administrativos de Madrid.

En el Consejo General de Gestores Administrativos advierten también a ECD que en estos momentos no se puede garantizar que todas las empresas vayan a llegar a tiempo para abonar las nóminas de julio aplicando las menores retenciones que corresponden ahora por la bajada del IRPF anunciada.

Incluso, hay dudas de que la propia Administración pueda hacerlo a la hora de pagar a su personal, los funcionarios.

Actualizar los sistemas informáticos

Según las fuentes consultadas, el problema fundamental se centra en que las empresas utilizan programas informáticos para el cálculo y abono de las nóminas, y ahora tendrán que actualizar estos programas para introducir los cambios.

Sin embargo, hasta que no se publique la letra pequeña de la normativa no es posible avanzar en la actualización. Cuando se conozca, “las gestorías tendrán que trabajar a marchas forzadas para actualizar los sistemas y poder pagar en julio con los nuevos tipos”, comenta.

El proceso de actualización informática tarda entre quince o veinte días, por lo que, si los detalles de la rebaja se conocen, como pronto, el sábado, 11 de julio, habrá “enormes dificultades” para confeccionar las nuevas nóminas antes del día que habitualmente se suelen abonar, en torno al 25 de cada mes.

Devolver en agosto lo retenido de más

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD explican que, si no se pueden incluir en la nómina de julio los nuevos tipos, las empresas tendrán que regularizar el pago en agosto. Es decir, deberán devolver al trabajador lo que se le haya retenido de más por IRPF en el mes anterior. 

Avisan que esta regularización puede acarrear un “esfuerzo muy fuerte”, especialmente a las grandes empresas, ya que supone recalcular de forma individual cada nómina.

Llamadas a las gestorías

En varias gestorías, la incertidumbre se ha apoderado estos días de los asesores fiscales. “No sabemos que tenemos que decir a los clientes en esta semana, desde que se ha anunciado la rebaja hasta que el Gobierno apruebe el decreto”, protesta uno de los expertos.

Asegura que son los propios clientes, nerviosos, quienes están llamando a sus gestorías para preguntar qué va a pasar con el cambio. Esos empresarios solicitan conocer si tienen que pagar o no según el nuevo IRPF y, en su caso, cómo deben hacerlo.

Para evitar males mayores, desde los gestores se ha transmitido por ejemplo a los profesionales liberales que emiten facturas que lo paralicen hasta que se aclare la normativa. Necesitan tener antes claro cuál es la retención que les corresponde y desde que día tienen que comenzar a pagar.

Incertidumbre por si surgen nuevos cambios

Los expertos revelan que no es sólo que el Gobierno haya adelantado al 1 de julio una reforma que estaba prevista para el 1 de enero de 2016, sino que además ha introducido otras novedades, como es el caso de los módulos de los autónomos.

En algunas asesorías, con las que ha conversado este confidencial, se preguntan si, cuando se publique el texto oficial definitivo, Hacienda sorprenderá con más cambios.

“Este Gobierno nos tiene acostumbrados a introducir cambios fiscales en normas que no tienen nada que ver. Rajoy ha anunciado para el 1 de julio modificaciones en la tributación que no contemplaba la rebaja fiscal prevista para 2016. De ahí la enorme incertidumbre que reina estos días”, añaden.

Cursillos para formar a los asesores fiscales

Desde el Consejo General de Gestores Administrativos cuentan también que será necesario impartir en la gestorías 'cursillos exprés', para que los asesores fiscales comprendan correctamente las novedades, las apliquen en su caso, y las puedan transmitir con fluidez a los clientes.

“Cuando salga el decreto, enviaremos de inmediato a todos los despachos de gestoría una circular explicando los cambios”, concluyen.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··