Dinero
Las farmacias se plantean buscar alternativas a la industria catalana

Dispensarios del resto de España se movilizan para contratar otros proveedores de medicamentos “ante el independentismo insolidario y egoísta”

Ante el clima de independentismo catalán, farmacéuticos de varios puntos de España están promoviendo una campaña para buscar alternativas a los laboratorios farmacéuticos catalanes, a pesar de que en Cataluña radica la mayor parte de la industria nacional.

Farmacia.
Farmacia.

Como ha relatado a  El Confidencial Digital uno de los promotores, “ante la situación de independentismo insolidario de una buena parte de los catalanes,  si no nos quieren, nosotros a sus productos tampoco”.

Los farmacéuticos están haciendo circular a través de internet y entre sus contactos personales un texto en el que se recuerda, en primer lugar, “la prioridad que, como farmacéuticos, tenemos de velar en todo momento por la salud y perfecta atención a nuestros conciudadanos”.

Pero a continuación, se añade la propuesta:

-- “En la medida de lo posible, tratar de  buscar alternativas a los laboratorios farmacéuticos catalanes, dando preferencia, en igualdad de condiciones, a los establecidos en otros lugares. Dada la dificultad objetiva de cambiar de forma brusca de proveedores,  reducir al máximo nuestros pedidos con los laboratorios catalanes, al menos mientras dure la tensión actual”.

Así mismo, los impulsores de la campaña plantean “explicar con claridad a los delegados que nos visitan cuál es nuestro punto de vista, para que así lo transmitan a sus superiores en los laboratorios”.

“Dejando claro –explican- que no vamos contra ellos, pues sabemos que  son otras víctimas más: ni siquiera contra la empresa, algunas de ellas (muy pocas) se han manifestado explícitamente contra el independentismo”.

Uno de los promotores de este boicot ha confirmado a  ECD que visitó Barcelona el pasado domingo, 1 de octubre, día de la celebración del referéndum ilegal, por motivos familiares:

-- “Regresé muy triste por lo que vi: un fanatismo independentista que me recordó a las sectas. Un fanatismo que es capaz de usar a sus propios hijos como escudos humanos. Pensé que así debió surgir el movimiento nacional-socialista nazi”.

Outbrain

Etiquetas: Cataluña, Independencia de Cataluña, independentismo catalán