Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Aprovechando la rotación de cartera de final de año

La inestabilidad política provoca un frenazo en las inversiones en España

Fondos internacionales han dado orden a sus delegaciones en Madrid de recortar posiciones en bancos, inmobiliarias y eléctricas, los sectores más vulnerables a un cambio de Gobierno

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

¿Quién gobernará España tras las elecciones del 20D? Es la gran pregunta no sólo en los principales despachos políticos y empresariales del país. Fondos internacionales también prevén tiempos de inestabilidad política por falta de una mayoría clara y han decidido frenar la toma de decisiones sobre operaciones en el mercado español.

Pablo Iglesias y otros dirigentes de Podemos comparecen el 20-D. Pablo Iglesias y otros dirigentes de Podemos comparecen el 20-D.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes en contacto directo con grandes fondos de inversión extranjeros, “el problema es que a los fondos, a pesar de que la economía va bien, lo que les interesa es que haya una mayoría clara y estable de Gobierno, mayoría absoluta a ser posible, para dar vía libre a grandes inversiones”.

Que hayan quedado cuatro partidos tan igualados genera incertidumbre, y eso no es bueno a la hora de decidir. Por eso, los fondos internacionales están a la espera de ver qué ocurre en las próximas semanas”, aseguran estas fuentes.

“Las posibilidades son varias, incluso que el PSOE gobierne con el apoyo de Podemos y éste pueda influir en la toma de decisiones”. Este es, precisamente, uno de los peores escenarios que los fondos internacionales vislumbran a corto plazo. En ese caso, el Ibex tendría que empezar a descontar lo que pueda pasar en el futuro.

Los sectores que más “se la juegan” en los próximos meses son los bancos, las eléctricas y las inmobiliarias, “muy dependientes de la legislación que se aplique en sus respectivos sectores según el Gobierno de turno”, advierten.

Órdenes de paralizar inversiones hasta marzo

Según las fuentes consultadas por ECD, la recta final de año es un momento clave en el que los inversores suelen rotar las carteras de deuda de cara al próximo ejercicio. En vista de la incertidumbre, muchos gestores extranjeros se plantean ahora abandonar los bonos españoles yrefugiarse en títulos soberanos de otros países, a la espera de comprobar cómo evoluciona la situación.

Mientras tanto, otros han decidido esperar a cerrar algunas operaciones en marcha hasta el segundo trimestre del año: “Nos han comunicado a la delegación de Madrid, desde Londres, Nueva York y Frankfurt, que queda todo parado, al menos hasta el mes de marzo. Han dado orden de levantar el pie del acelerador y esperar a ver cómo quedan los pactos”, explican desde una reconocida gestora de fondos.

Y añaden: cuanto más complicada sea la gobernabilidad -cuantos más partidos tengan que ponerse de acuerdo para gobernar-, mayores serán las reservas de los inversores internacionales en los próximos meses.

Esperaban una alianza PP-Ciudadanos

Las encuestas no preveían este resultado, pero al final, los 69 diputados que ha obtenido el partido de Pablo Iglesias, junto con el pinchazo de Ciudadanos, el partido que más gustaba al Ibex, han dejado al mercado en una situación bastante incierta.

El escenario de fragmentación política y falta de mayorías estables claras era uno de los más temidos por analistas e inversores, cuyas preferencias se decantaban por una alianza entre PP y Ciudadanos.

El Ibex cae y la prima de riesgo repunta

El Ibex 35 cayó con fuerza este lunes en la primera sesión después de la celebración de las elecciones generales. Cedió más de un 2% ante la incertidumbre política. De esta manera, el selectivo español fue el índice que peor comportamiento registró en Europa. El resto de plazas estuvieron en positivo o presentaron pequeñas pérdidas.

Además, la prima de riesgo española subió con fuerza y cerró en los 125 puntos, 10 más que al final de la jornada del viernes. Este movimiento fue el resultado del avance que registró el bono a 10 años, que ofreció una rentabilidad del 1,8%.

Las ventas de deuda española por parte de los inversores se hicieron extensivas a las referencias a corto y medio plazo. Letras, bonos y obligaciones experimentaron fuertes subidas durante la sesión.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··