Jueves 14/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Los inversores españoles encuentran un nuevo negocio: la compra de viviendas en el extranjero. Rentabilidades de hasta el 7%

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los inversores españoles han encontrado una inversión rentable y segura para su dinero en el mercado inmobiliario extranjero. La compra de una vivienda fuera de España se ha convertido en una opción atractiva para conseguir rentabilidades de entre el 5 y 7% en países sin burbuja inmobiliaria.

La caída persistente del precio de las viviendas en España y los bajos intereses que pagan los bancos está animando a muchos españoles a invertir en mercados inmobiliarios extranjeros.

Agencias inmobiliarias especializadas en mercados internacionales consultadas por El Confidencial Digital aseguran que desde hace varios meses están recibiendo llamadas de españoles que buscan adquirir inmuebles en el extranjero.

Viviendas por 200.000 euros en países europeos

Según los datos recabados por ECD, el precio medio de las viviendas adquiridas por españoles en el extranjero en los últimos meses ronda los 200.000 euros.

También hay personas que tienen menos dinero disponible y que buscan un “plan de pensiones” alternativo 15 años antes de jubilarse. Para ello, compran una vivienda con una hipoteca con un 4’5% de interés, por lo que tienen un margen al venderla años más tarde a casi un 7%.

Perfil de los inversores españoles

En medio de la actual crisis económica que sufre España, el perfil de estos inversores es el de personas que están capeando la crisis sin dificultades y quieren sacar un rendimiento mayor a su capital.

Aunque las grandes operaciones de compra sólo están al alcance de grandes fortunas y grupos empresariales, a las agencias inmobiliarias se están acercando muchos españoles de clase media-alta que quieren sacar partido a sus ahorros pero no se fían ni de los bancos ni del “ladrillo” nacional.

Mercados seguros y sin burbuja inmobiliaria

Los expertos a los que ha tenido acceso ECD explican que los españoles que se están atreviendo a salir fuera de España para invertir en inmuebles se decantan, sobre todo, por los países más estables del Norte y el Centro de Europa, ya que en otros más baratos, como Rumanía o Bulgaria, la inseguridad jurídica puede provocar sorpresas desagradables en el futuro.

En los últimos tiempos, países como Alemania o Reino Unido y grandes capitales como París, Londres, Berlín o Bruselas, se han convertido en objetivo preferente de los inversores españoles. En Croacia, Hungría o la República Checa (especialmente en Praga), se pueden encontrar verdaderas gangas.

Suiza y Austria son países muy seguros, ya que las fuertes limitaciones de suelo edificable impiden el surgimiento de una burbuja inmobiliaria. Una de las agencias consultadas por este confidencial destaca que muchos clientes demandan inmuebles en los Alpes austriacos, en productos que combinan inversión a largo plazo, uso propio para vacaciones y alquileres otras temporadas.

Los expertos en inversiones inmobiliarias recomiendan invertir en inmuebles residenciales, en países sin burbuja inmobiliaria y que pertenezcan a la zona euro (para no depender de las fluctuaciones de las divisas).

Las grandes fortunas apuestan por el mercado inmobiliario

Las empresas y las grandes fortunas de España, muchas veces a través de sus Sicavs, hace tiempo que dejaron de invertir en España y se lanzaron a comprar activos inmobiliarios por el mundo, desde Miami a Helsinki, pasando por París o Múnich.

Estos grandes inversores se han interesado tanto por inmuebles residenciales como por edificios de oficinas en las calles más comerciales de las grandes capitales.

Aunque algunos se han retirado de estos mercados (sobre todo empresas constructoras e inmobiliarias afectadas por el estallido de la burbuja española), otros siguen buscando rentabilidades sólidas en el exterior.

El caso más conocido es el de Amancio Ortega, que aunque durante la crisis mantuvo sus inversiones en España, también compró en el extranjero. El fundador y ex presidente de Inditex tiene repartida su cartera inmobiliaria por París, Berlín, Roma, Lisboa, Londres, Florida o Nueva York.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··