Sábado 21/10/2017. Actualizado 21:31h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La supresión de festivos encadenados es una promesa incumplida de Rajoy

Cuánto costará el macropuente de la Constitución a la economía española: 1.300 millones

Las fábricas de coches deben arrancar y parar las cadenas de montaje, los supermercados tirarán productos que se estropean por los cierres.... Y encima los hosteleros prevén menos ocupación que hace un año

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La polémica está servida en vísperas de una semana con dos festivos que caen entre semana: la Constitución (martes 6 de diciembre) y la Inmaculada (jueves 8). La CEOE alerta de que este macropuente se traducirá en una menor productividad para las empresas. Aportan datos que reflejan el coste para la economía española del parón de la actividad.


Calendario de festivos de diciembre. Calendario de festivos de diciembre.

El hecho de que dos festivos se ubiquen en el calendario a un sólo día de distancia forma a veces estos grandes ‘acueductos’. De hecho, el más largo posible se da cuando las fiestas caen, como en este caso, en martes y jueves. Algunos pueden llegar a disfrutar de nueve días de descanso.

Pero la alegría de algunos trabajadores va pareja al problema de las empresas ante lo que se les viene encima. Estas dos fiestas volverán a provocar una “tormenta perfecta” para la economía española, según destacan dirigentes empresariales de diversos sectores consultados por El Confidencial Digital.

La gran patronal CEOE y otras sectoriales, como la del automóvil (ANFAC) y la de la gran distribución (Anged) cifran, en varios informes internos, en 1.300 millones de euros las pérdidas que van a tener que asumir en esta semana de festivos.

Pronostican que el debate sobre los efectos de los macropuentes para la economía volverá a emerger en los próximos días. Pero admiten que esta vez se produce en un contexto de recuperación económica. Nada que ver con años anteriores. Esa circunstancia permitirá difuminar los costes extraordinarios que provoca este parón de la actividad.

Como hace cinco años, cuando se produjo un encadenamiento similar de fiestas, la patronal aprovechará para reclamar una reforma del calendario laboral y el traslado a los lunes de algunos festivos.

Las empresas diseñan fórmulas para evitar sobrecostes

Mientras tanto, las empresas se han visto obligadas a implementar soluciones para minimizar el impacto de esa semana en su negocio. La opción más utilizada va a ser la de cumplir escrupulosamente el calendario, es decir, trabajar los tres días laborables de la semana y evitar las vacaciones.

El problema no es tan fácil de resolver para las industrias que necesitan una preparación previa de sus procesos, como plantas que utilizan hornos o silos de fermentación. En este caso hay complicación extra y un coste añadido.

Las fábricas y la distribución, los más perjudicados

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD explican que el reto para la industria, la más perjudicada por este encadenamiento de días laborales y festivos, es buscar fórmulas con el fin de evitar un sobrecoste que llega hasta un 30% debido a la obligación de arrancar y parar máquinas en jornadas alternas.

Grandes marcas del automóvil, como Seat, Nissan o Renault, cuantifican en un 10% el incremento de la factura eléctrica debido a los encendidos y apagados sucesivos de sus líneas de montaje. Además, hay que sumar un 15% de reducción del rendimiento del personal y un 5% de encarecimiento de otros servicios como la limpieza.

Otro fuerte perjuicio, por ejemplo, es el que sufren los comercios y grandes superficies que trabajan con productos frescos. Este material no se puede ofrecer al público a los dos días. Desde el sector de la distribución añaden, además, que las jornadas entre festivos apenas se vende.

Por otro lado, el supuesto gran beneficiario de esta semana ‘acueducto’, el turismo, tampoco maneja datos extraordinarios. Las previsiones de ocupación que manejan los hosteleros a día de hoy son menores que las del pasado año. Prevén la demanda habitual de un fin de semana.

Atribuyen este hecho, en parte al calendario escolar. Los padres no pueden programar viajes o escapadas si sus hijos tienen que asistir a clase el lunes y el miércoles. “Un puente algo más pequeño casi siempre se aprovecha mejor”.

Rajoy incumple su promesa sobre los macropuentes

Trasladar los días festivos al lunes más cercano fue una de las promesas estrella de Rajoy en el discurso de investidura de su primer mandato. Lo justificó en el ahorro de costes que supondría, el aumento de la competitividad de las empresas y el frenazo a la sangría de “millones y millones de euros” que se dejan de generar cuando los españoles no van a trabajar tantos días.

Las fuentes empresariales consultadas explican que las dos fiestas que habían conseguido ya el consenso de patronal, sindicatos y Conferencia Episcopal para ser trasladas al lunes más próximo eran el 15 de agosto, el 1 de noviembre y, precisamente, el 6 de diciembre.

Por eso, echan en cara al presidente que se haya saltado el acuerdo. “No ha habido, al final, una voluntad real en sacar adelante esta reforma”, critica uno de los dirigentes consultados. “Rajoy se ha topado con intereses encontrados, por ejemplo con el sector turístico, y no ha querido tampoco meterse en demasiados líos”, añade otro.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·