Viernes 15/12/2017. Actualizado 13:13h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Lo que faltaba a los bancos: los 20.000 millones del ‘agujero’ de las energías renovables amenazan con que España tenga que recurrir a un segundo rescate de la banca

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cuando aún no han acabado de digerir los activos tóxicos del ladrillo, a los bancos se les abre otro frente muy preocupante: el 'agujero' de 20.000 millones de las energías renovables por el recorte de las subvenciones al sector que planea el Gobierno. Este escenario empuja con fuerza a España hacia un segundo rescate de la banca.

Según han revelado a El Confidencial Digital fuentes financieras conocedoras de la situación, altos directivos del sector financiero consideran ya en privado que España se verá obligada a recurrir por segunda vez al Fondo de Rescate Europeo, esos 100.000 millones de los que solo se han usado unos 40.000, para ‘tapar’ el agujero de casi 20.000 millones que suponen para la banca las energías renovables.

Los bancos tienen encima de la mesa refinanciaciones de préstamos a empresas de energía renovables por esa cantidad, que es la deuda total que el sector tiene contraída con las entidades, lo que les obligará a mayores provisiones para cubrir este nuevo riesgo, y con toda probabilidad a necesitar más capital.

Ayer, el Gobernador del Banco de España, Luis Linde, ya apuntó que el Gobierno podría decidir en octubre si solicita una extensión del rescate europeo a los bancos.

Alarma en las cúpulas

Las fuentes financieras consultadas por ECD reconocen que la alarma se ha instalado últimamente en la cúpula de los principales bancos españoles.

Reconocen que están seriamente inquietos por el recorte de las primas a las renovables, que el Gobierno aprobará en los próximos días, en el marco de la reforma energética que perfila el ministerio de Industria, porque incrementará el impago de los inversores en este sector y les obligará a renegociar muchos de los préstamos.

Nueva ‘bomba de relojería’ para la banca

Esta nueva “bomba de relojería”, como lo califican en uno de los grandes bancos del país, se suma a los 10.000 millones en provisiones que les acaba de exigir el Banco de España para las refinanciaciones de préstamos dudosos sobre todo a empresas.

En las entidades financieras con las que hablado este confidencial se quejan de que los proyectos fotovoltaicos fueron aprobados con unas condiciones, que ahora han cambiado, y eso les obliga a negociar todo de nuevo.

Elevada deuda de las empresas de renovables

El sistema bancario español sufre una gran exposición a los proyectos de energías renovables, que se sitúa en el entorno de los 20.000 millones. Según fuentes del ámbito energético, la “situación de quiebra afecta a todo el sector, pero la industria fotovoltaica es la más afectada”.

En España hay casi 60.000 instalaciones de producción de electricidad con placas solares. Los proyectos fotovoltaicos acumulan deudas por importe de aproximadamente unos 18.000 millones de euros, de los cuales en torno a 14.000 están en manos de entidades financieras españolas.

Lo mismo sucede con las plantas termosolares, que sumarían una deuda de 9.000 millones. De esa cantidad, según las fuentes consultadas, unos 6.000 millones se concentran en bancos nacionales.

El resto de la deuda, otros 7.000 millones, se encuentra en manos de entidades extranjeras, que se muestran menos receptivas a refinanciar los préstamos, y por tanto no descartan dejar caer a algunas empresas y pequeños inversores del sector.

Mejor refinanciar que quedarse con las plantas

Según las fuentes consultadas por ECD, los bancos españoles sí están dispuestos a renegociar la mayoría de los préstamos, aunque sólo sea para no tener que adjudicarse una gran cantidad de plantas solares y eólicas, como les ha ocurrido con los pisos del sector inmobiliario como consecuencia de la ‘burbuja’, unas instalaciones que luego sería muy complicado vender.

No quieren quedarse con las plantas, aunque confirman que ya ha habido situaciones de impago tan clamorosas que ha resultado irremediable el concurso de acreedores.

Han comenzado a provisionar los riesgos

Los principales bancos confirman que ya han comenzado a cubrir los riesgos del avance de la morosidad de las empresas y pequeños inversores de energías renovables, un problema que amenaza con incrementarse en los próximos meses, cuando se materialice el nuevo recorte de las subvenciones al sector.

La banca admite que se está preparando, por tanto, para posibles quiebras de las empresas de energía renovable y ante el riesgo importante de impago de sus deudas.

El impulso de Zapatero a las renovables

El fomento de las energías renovables formó parte del mensaje central del anterior presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y su ministro de Industria, Miguel Sebastián, que veían en ello una de las escasas bazas de prestigio con las que podía jugar la economía española en el exterior.

Sin embargo, la proliferación de este tipo de instalaciones, alimentada por una política de primas generosa para las empresas que la desarrollaran, ha conducido a la insostenibilidad del sistema energético español.

Ante tal situación, el Gobierno de Mariano Rajoy se ha mostrado dispuesto a recortar drásticamente las subvenciones a este sector, para evitar que, tras el sector inmobiliario, las energías renovables se conviertan en la próxima burbuja especulativa.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··