Miércoles 23/05/2018. Actualizado 10:35h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Conflicto internacional

El riesgo de perder 2.000 millones de dólares al año por el retraso del Canal fuerza a Panamá a pactar con Sacyr

Informes de economistas del país alertan del daño que causaría a la economía local. Ayer por la noche las posturas se acercaron

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No sólo Sacyr y el resto de socios europeos y panameños que forman el consorcio que está construyendo el Canal de Panamá tienen mucho dinero en juego por el conflicto actual. La constructora española ha asegurado que ya ha adelantado más de 200 millones de euros por los sobrecostes incurridos en la obra. Y, además, tienen en el aire los 1.600 millones de dólares que reclaman a las autoridades del Canal.

Un portacontenedores atravesando el Canal de Panamá. Un portacontenedores atravesando el Canal de Panamá.

Pero Panamá también se juega mucho. La posición intransigente que ha mantenido hasta ahora en la negociación con Sacyr el ministro del Canal, Jorge Quijano, está empezando a ser cuestionada en su propio país.

El argumento es sencillo: por cada año que se retrase la construcción del Canal, el Tesoro panameño dejaría de ingresar 2.000 millones de dólares por la actividad económica que va a generar la obra cuando esté finalizada. Así lo asegura en un informe el economista local Horacio Estribí. Para este experto, la aportación del Canal a la actividad del país es básica, y un retraso afectaría a las finanzas públicas de manera clave.

En su opinión, Panamá tendría que revisar el presupuesto de ingresos que ha fijado en el Marco Fiscal, y reducirlos en al menos 2.000 millones de dólares si se retrasa la construcción sólo un año. Esto ha provocado que ya el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Consejo Económico para América Latina y el Caribe (Cepal) preven una desaceleración de la economía panameña para los próximos años.

El ministro del Canal, Jorge Quijano, también ha reconocido públicamente algo que es evidente: los ingresos esperados por el Tesoro panameño si la obra no se termina (1.100 millones de dólares en el 2014; 1.269 millones de dólares en 2015; 1.949 millones en 2016; y 2.250 millones en 2017) están en peligro. Ambas partes están, por tanto, condenadas a entenderse pese a los 'obstáculos' que ha puesto el socio de Sacyr, la italiana Impregilo.

Propuesta de acuerdo

Por tanto, con estas cifras encima de la mesa, y teniendo en cuenta que también para las constructoras sería un golpe mortal romper el contrato, en la reunión celebrada ayer en Panamá entre ambas partes y la aseguradora Zurich se acercaron posturas. A media tarde, la Autoridad del Canal anunció que había una “propuesta presentada por las partes que puede dar una solución a largo plazo” al conflicto.

Según declaró Quijano a la agencia EFE a media tarde (hora española), todavía no estaba todo cerrado. "Estamos todavía ventilando entre nosotros separadamente y conjuntamente" la propuesta "que han traído las partes" a la mesa de negociaciones, aseguró el mandatario panameño.

Esta propuesta se produce después de que Sacyr haya reiterado en numerosas ocasiones su postura a favor de alcanzar un pacto que permitiera continuar con las obras. De hecho, el consorcio liderado por la española finalmente no consumó su ultimátum de parar el día 21 de enero como habían amenazado, sino retrasarlo hasta finales de mes.

A última hora de la tarde, la posibilidad de acuerdo se sustentaba en cofinanciar por las dos partes el dinero necesario para continuar con las obras, 100 millones de dólares al mes, y esperar a que el Tribunal de Arbitraje resuelva los conflictos por los sobrecostes, que alcanzan según Sacyr los 1.600 millones de dólares.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··