Jueves 18/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

“Está todo en orden, no necesitamos dinero”. La CAM comunicó oficialmente a la CNMV, una semana antes de ser intervenida, que la caja no presentaba problemas de capital

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sólo siete días antes de consumarse la intervención de la CAM por parte del Banco de España, la entidad informó a la CNMV de que no precisaba de capital adicional. Sin embargo, Miguel Ángel Fernández Ordóñez tomó la decisión de nacionalizar la caja tras su suspenso en los ‘stress test’.

El viernes 15 de julio, con la publicación de los resultados de los test de estrés a la banca europea, todas las entidades financieras españolas enviaron las correspondientes notas a la CNMV con los datos de las pruebas y su propia valoración.

Pues bien. Según ha podido constatar El Confidencial Digital, en el hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores –véalo al final de la información-, la Caja de Ahorros del Mediterráneo aseguraba que incluso en un escenario económico “muy adverso”, con caídas del PIB del 2,1% o descensos del precio de los inmuebles de hasta un 47%, no requeriría ningún refuerzo de capital.

La CAM destacó ante el supervisor, horas después de conocer los resultados de los ‘stress test’, haber superado el examen diseñado por la Autoridad Bancaria Europea (EBA) con un 5,1% de Core Tier 1 gracias a la utilización de provisiones genéricas que se constituyeron a cierre de 2010 y que la caja valoraba en más de 1.000 millones de euros.

En el mismo comunicado, la caja levantina aseguraba que estaba desarrollando “con éxito” su Plan de Recapitalización, cumpliendo con estrictas medidas de ahorro de costes, que situarían “la eficiencia y productividad en los niveles requeridos por el nuevo entorno competitivo y regulatorio”.

La entidad añadió que su exposición al riesgo soberano procedente de otros países era reducida, ya que apenas representaba un 0,7% del total del activo.

Ese mismo día, tanto la vicepresidenta económica, Elena Salgado, como el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, también afirmaron públicamente que ninguna entidad financiera española precisaría de más capital en un futuro inmediato. Se trataba únicamente de una estrategia.

Una semana después, el Banco de España ordenó la intervención de la CAM y la comisión rectora del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) procedió a una inyección de capital de hasta 2.800 millones de euros, además de una línea de crédito por 3.000 millones que diese garantías sobre su liquidez.

Fuentes próximas al organismo que preside Fernández Ordóñez, consultadas por ECD, explican que el gobernador, plenamente consciente de las dificultades que estaba atravesando la Caja de Ahorros del Mediterráneo, no quiso tomar una medida tan delicada cuando la prima de riesgo de España alcanzaba esos días máximos históricos, ni tampoco poner en peligro la salida a Bolsa de Bankia, considerada imprescindible para la reestructuración del sistema financiero.

Vea aquí el hecho relevante enviado por la CAM a la CNMV, una semana antes de su nacionalización:

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··